Graciano García dedica sus mejores versos «a todas las jóvenes»

Graciano García. / M . ROJAS
Graciano García. / M . ROJAS

El periodista publica 'Teresa', un poemario en el que se reflejan «humildes y sinceros consejos» a la juventud

L. S. OVIEDO.

'Teresa' es la encarnación de una joven de 18 años que entra en el mundo adulto con todas las responsabilidades y consecuencias que ello acarrea. Y es también el título del último poemario de Graciano García, una reflexión ante el paso del tiempo inexorable y el cambio a la edad de los mayores que el periodista allerano ha convertido en un poema de sesenta páginas en el que invita a reflexionar sobre los valores que nos dominan.

Con prólogo de Luis María Anson, miembro de la Real Academia Española, que lo cataloga de «sencillo y espontáneo», y con una ilustración que es una bandada de pájaros en su cara cara visible, el poemario pretende ser un mensaje a «todas las jóvenes» del mundo.

Pero 'Teresa' es también una protesta «ante este mundo de tanto cambio y tanto extravío de valores. Pretendo decirle lo que pienso a esa joven, pero siempre respetando todas las opciones que cada uno tenga», explica García, que pone como ejemplos claros de esos valores que impulsa «la solidaridad o el amor a un niño perdido en el mar de Europa frente a lo material». Y es que su intención fue dejar plasmadas, negro sobre blanco, «unas orientaciones como si se tratase de los consejos de un abuelo a su nieta».

«Estas palabras para ti quieren ser un susurro,/ una humilde sugerencia,/ un acto de buena fe,/ nunca un mandato», escribe García a todas las Teresas que le lean.

Una serie de ideas en las que también «se refleja la idea de que los versos son como barcos que nunca se hunden, que siempre, en cualquier tempestad, sobreviven. Los versos dan esperanza y viven la vida con valores y emociones», confiesa el fundador y promotor de la Fundación Príncipe de Asturias sobre su gran otra pasión.

Graciano García confía en que su relato llegue a escuelas y centros culturales, donde perdure y sobreviva, porque está seguro de que «un buen poema no muere nunca» y de que «el mundo necesita poemas y versos para combatir el fanatismo, la violencia y la codicia».

«Este libro es un regalo dirigido a jóvenes, pero que sirve para todas las generaciones y, sobre todo, para quienes afrontan el futuro con ilusión y sin miedo». Él, por su parte, sorprendido por la acogida que está teniendo, no le puede pedir más. Solo le queda dejar «que siga su camino y hable por sí mismo».

Fotos

Vídeos