Literatura algo más que divertida

Rafael Balanzá. /  E. C.
Rafael Balanzá. / E. C.

Rafael Balanzá, ganador del Café Gijón en 2009, trae a Asturias 'Los dioses carnívoros'

P. A. MARÍN ESTRADA GIJÓN.

Al escritor Rafael Balanzá (Alicante, 1969) le hace una especial ilusión regresar a Asturias. Aquí recibió en 2009 el Premio Café Gijón por su novela 'Los asesinos lentos' (Siruela), la obra que le dio a conocer al gran público. «Siempre resulta un placer volver a esta tierra, he sido de los pocos ganadores del Gijón que han tenido una trayectoria posterior y será mi manera de agradecérselo a los lectores que me han seguido», afirmaba ayer mientras viajaba a Asturias para presentar su último trabajo, 'Los dioses carnívoros'. El escritor se refería a la conexión que existe entre aquella primera novela y la actual. «Tiene mucho que ver con ella, la ética o el mal son asuntos que están presentes en ambas aunque en 'Los dioses carnívoros' el tema central es el rencor», explicó.

El rencor está tan presente en la última novela de Balanzá que incluso se le dedica un «ensayo» en el propio texto. Su autor define el libro como «tres historias en una. Hay un romance, una intriga en la línea de mis obras anteriores y ese ensayo sobre el rencor, cuya relación con la trama no explico para no destriparla».

Su referente a la hora de escribirla, más que de la literatura proviene del cine, concretamente de Alfred Hitchcock. «El protagonista es como Kaplan en 'Con la muerte en los talones', un tipo que busca la tranquilidad tras una vida difícil y en el lugar donde parece hallarla le espera de todo menos esa tranquilidad». La cercanía al mago del suspense no se queda en la trama sino que llega a su propio modo de entender la escritura. «Es un nuevo intento de conciliar mis intereses de una literatura que vaya más allá del puro entretenimiento y que al mismo tiempo sea divertida, de ahí la referencia a Hitchcock».

La última obra de Rafael Balanzá responde al trabajo de un autor que desde la publicación de su primer título, 'Los crímenes triviales', hace ahora una década, ha logrado conquistar un lugar propio en la narrativa española con una obra caracterizada por el rigor literario, la complejidad temática expresada en el lenguaje de la amenidad y una singular reinterpretación de géneros como el thriller psicológico.

Un atentado yihadista en una ciudad española, un hombre maduro víctima de la crisis económica son algunas de las amarras con la realidad de 'Los dioses carnívoros', una novela de la que el propio autor dice que «está lejos de la banalización y los libros de rápido consumo que predominan hoy, pero no por ello renuncia a un público amplio». La cita en La Buena Letra es hoy a las 20 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos