«He matado a un ministro y a un vicepresidente»

Chesús Yuste en Gijón :: A.FLOREZ

Chesús Yuste traslada el día a día que se vive en el Congreso al género negro

ANA SOLÍS

La política puede ser una de las profesiones más arriesgadas y peligrosas. O al menos eso es lo que Chesús Yuste, exdiputado y escritor zaragozano, refleja en su última obra 'Asesinato en El Congreso'. «Hay mucha gente que mataría por estar aquí. En mi caso, he tenido que matar a un ministro y al vicepresidente de las Cortes». De esta manera y entre risas, el autor agradecía el interés que ha generado su primera novela negra.

La aparición del cuerpo sin vida de uno de los miembros del gobierno de Rajoy en los pasillos de el Congreso se convertirá en el hilo conductor de esta controvertida historia que Nora Murúa, una joven diputada del 15-M, y Bruno Mairal, un veterano periodista, se encargarán de investigar hasta resolver el enigma.

Y es que los múltiples elementos «extravagantes y anecdóticos» que día a día uno se encuentra en el Congreso «dan de sobra para escribir una novela, pero si lo hubiera contado como un diario, nadie lo creería», admitió. Por ello no ha dudado ni un instante en mezclar realidad con ficción, dando vida a personajes como Manolo Rajón, Alberto Gardón o Luis Bárdenas, entre otros.

Un reflejo social de la crisis vivida en los últimos tiempos donde, esta vez, los ciudadanos no serán los responsables.

Fotos

Vídeos