'El Pelayo' hace de Gijón escenario literario

'El Pelayo' hace de Gijón escenario literario
Lucía Peláez, Elena de Lorenzo y Carmen Moriyón, en pie ante el público, entre los que se encontraban, a la izquierda en primer término los concejales Jesús Martínez y Monserrat López. Tras ella, en segunda, fila Álvarez-Cascos. Abajo, reproducción de libro manuscrito. / J. PETEIRO

La obra de Jovellanos, que se puede ver en su museo, reivindica la figura del rey, pero también la ciudad

Paché Merayo
PACHÉ MERAYOGijón

Como una extraordinaria casualidad, el año en que se cumplen 1.300 de la rebelión capitaneada por Pelayo que se subraya en la historia como el acta de nacimiento del Reino de Asturias, aparece en escena el manuscrito que Jovellanos dedicó en 1769, precisamente, al que ocupó el primer trono. Sus páginas tituladas 'El Pelayo', recién rescatadas de una librería de viejo de Madrid, como adelantaba el diario EL COMERCIO, acaban de regresar a Gijón. Se exhiben ya en las habitaciones que ocupó el ilustrado en su casa natal. Ayer mismo, a pocos metros de esas estancias, la historiadora Elena de Lorenzo, directora del Instituto Feijoo de Estudios del siglo XVIII, habló de los avatares y malos entendidos acumulados sobre el libro, que han ido escribiendo una historia paralela a la propia que narra el texto rescatado. Una historia, que como advirtió la experta, «convierte por primera vez a Gijón en escenario literario». Y con la ciudad hace de sus ciudadanos personajes de excepción. «Los gijoneses tienen identidad como grupo . Ya no son los nobles o los destacados. Es la ciudad en pleno», dice. De hecho, De Lorenzo subraya como dato sobresaliente que Jovellanos no colocara a Pelayo «ante la gesta de Covadonga, sino en la sublevación de Gijón». Está claro, para ella, que con ese guiño dramático el autor estaba vindicando la capitalidad de la ciudad para Asturias.

Más información

La especialista, que ha estudiado cada verso de esta tragedia en cinco actos, la primera que escribió el prohombre, es también la artífice de su regreso a casa. Fue ella quien, tras ser informada por el dieciochista Philip Deacon de que 'El Pelayo' esperaba comprador en Madrid, comprobó su autoría y «su importancia» e intervino para que el Ayuntamiento se hiciera con él. Ayer la alcaldesa, Carmen Moriyón, se felicitaba por el regreso, asegurando en el mismo Museo Jovellanos, que el manuscrito «enriquece nuestro patrimonio común», además de «demostrar que a tenor de nuestro pasado podemos saber lo brillante que puede ser nuestro futuro».

Tras esas sentencia, De Lorenzo emprendió un viaje por la historia de 'El Pelayo'. Por la que cuenta y por la que vivieron sus versos. La primera pretende, dijo, como pretendía el teatro de aquella época de reforma, «crear una conciencia política en la ciudadanía», a través de la narración de «las hazañas fundacionales, que llevaran a consolidar un modelo de costumbres». Además, claro está, de entronar definitivamente la figura de Pelayo, «como el gran héroe nacional». La segunda la llevó a remontarse a las copias que se han ido perdido, a las correcciones que hizo Jovellanos, a la apropiación del texto por parte del dramaturgo del XVIII Luciano Francisco Conella, que, cambiándole el título ('Munuza'), obró de engaño hasta para los propios investigadores. El descubrimiento que hace Ceán Bermúdez de esa realidad, la constatación que el estudioso René Andioc aporta al hallar el recibo que el plagiador cobró por la obra. La errónea catalogación de la única copia conocida hasta ahora, conservada en la Biblioteca Nacional de España y atribuida a Quintana y no a Jovellanos. Todo un periplo que todavía mantiene ciertas preguntas abiertas sobre esta pieza a la que dio forma Jovellanos con solo 25 años y recién llegado a Sevilla, donde se vive un movimiento cultural que quiere reformar el teatro y del que él participa. «Es en ese contexto en el que escribe su única tragedia». Ahora lo que queda es descubrir si el manuscrito que está en Gijón, cuya trascendencia es indudable, es la versión primera o la corregida. «Queda mucho por hacer».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos