De Pessoa a Jean Seaberg, de Lisboa a París y Sudamérica

De la Calle y Barrero, con sus libros intercambiados.
De la Calle y Barrero, con sus libros intercambiados. / AURELIO FLÓREZ

M. ROJO GIJÓN.

El Café Macondo de Gijón acogió ayer una doble presentación literaria, con dos autores fetiche de la ciudad: 'El rinoceronte y el poeta', del escritor Miguel Barrero, y 'Pinturas de Guerra', del director de contenidos de la Semana Negra, Ángel de la Calle. Dos libros que viajan no solo a lugares, sino a momentos en la historia, pero también a las filias literarias de sus autores. Así, si Barrero embarca en un viaje a la capital lusa a un viejo profesor especialista en Pessoa y le pone a recorrer las calles y hasta a conversar con las estatuas mientras hurga en su memoria en busca de sus conocimientos sobre el país vecino, De la Calle envía a un joven escritor a un París de entre los años 60 y 70 para documentarse sobre la actriz Jean Seaberg, una de las musas de la Novelle Vague, sobre la que quiere escribir un libro. Allíse encuentra con un agente de la cia, su homólogo de los servicios secretos franceses, una enigmática pintora chilena, un pintor tupamaro, un superviviente mexicano de la matanza de Tlateloleo, un pintor montonero argentino... Y todo con el paisaje de fondo de la persecución ejercida por las dictaduras sudamericanas sobre ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos