El «mejor museo de México» tendrá sello asturiano

El empresario Antonio del Valle, en una visita a las obras del hotel que se convertirá en museo. /EFE
El empresario Antonio del Valle, en una visita a las obras del hotel que se convertirá en museo. / EFE

El empresario con orígenes en Cangas de Onís Antonio del Valle transforma un histórico hotel de la capital azteca en centro de arte

EDUARD RIBAS

El edificio histórico Hotel de Cortés, que durante años fue una referencia cultural en el centro de la Ciudad de México, se convertirá tras su remodelación en el «mejor museo» de arte de México, según el empresario mexicano de origen asturiano Antonio del Valle. La reconstrucción del edificio situado en el centro histórico de la capital mexicana avanza a buen ritmo con el objetivo de ser inaugurado a finales de este año con salas de exposiciones permanentes y temporales, así como espacios dedicados a actos culturales.

La importancia de la recuperación del edificio ha hecho que se le conceda a Antonio del Valle, con orígenes en Cangas de Onís, la Medalla al Mérito de Ciudad de México que le será entregada la próxima semana. «Estoy muy agradecido a la Fundación del Festival del Centro Histórico de Ciudad de México porque me hayan escogido a mí para este premio», dijo el empresario, que atribuyó el mérito del galardón a su fundación cultural. «El desarrollo del museo es aparentemente la razón del premio, pero se debe a la Fundación Cultural Kaluz, dedicada a promover el arte y la cultura en México», añadió el empresario, quien posee la séptima fortuna del país, según la revista Forbes.

Antonio del Valle, que está al frente de la petroquímica Mexichem y la financiera Kaluz, recordó que el objetivo de su fundación cultural es «ayudar a nuevos artistas, no solo pintores y escultores, sino también escritores y músicos».El Hotel de Cortés, situado en el emblemático parque de La Alameda del centro histórico de la capital mexicana, es una construcción colonial de finales del siglo XVI, entonces conocida como la casa de los Condes de Villanueva, que fue adquirida en 1660 por los agustinos, que la adaptaron como hospedería.

Desde 1943 funcionó como hotel, muy popular entre los capitalinos por su bello patio interior y su azotea, hasta que en 2013 la fundación de Del Valle decidió adquirirlo para convertirlo en un museo, cuyas obras de remodelación comenzaron este año. «Era un hotel de 26 habitaciones, no era un negocio productivo. Estaba muy mal construido, tenía humedades por todas partes y los clientes no venían», dijo Del Valle, quien, pese a todo, sostuvo que «era un edificio verdaderamente hermoso». Por ello, «decidimos que serviría muy bien para un centro cultural», que intentarán convertir en «el mejor museo de México», con pintura exclusivamente mexicana, detalló. Del Valle, que es miembro del patronato de la Fundación Princesa de Asturias, deseó que el premio recibido sirva de impulso y promoción para el museo, así como para el resto de artes difundidas por la fundación.

La remodelación del Hotel Cortés es el único proyecto de rescate de un edificio histórico llevado a cabo por Del Valle hasta la fecha, aunque avanzó que dispone de dos terrenos de edificios coloniales para desarrollar próximamente. «Es fantástico y maravilloso haber rescatado el edificio» que había sido «un referente de la memoria de todos los mexicanos», contó Paloma Porraz del Amo, quien dirigirá el Museo Kaluz cuando abra sus puertas previsiblemente a finales de año.

Las amplias habitaciones del antiguo hotel darán lugar a las galerías donde se expondrán las obras coleccionadas por Del Valle, que abarcan distintos géneros de pintura sobre paisajes, bodegones, retratos y escenas costumbristas de los siglos XIX y XX. Todas las obras son mexicanas, excepto un grupo de pinturas realizadas por artistas españoles llegados a México tras huir de la guerra civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos