Moderno sin fronteras

DIEGO MEDRANO LIBERTAD VIGILADA

Ricardo Calvolo (Salamanca, 1982) es uno de nuestros artistas más internacionales. Sus ilustraciones han sido expuestas en diversas galerías de Madrid, Londres, Nueva York, Montreal, Porto, Milán. Recientemente ha lanzado su propia marca de ropa y también ha trabajado en varias campañas publicitarias y marcas famosas: Gucci, Zara, Alexander McQueen, Nike o Levis. Sus portadas de discos son hoy de lo más cotizadas. Sus murales tuvieron gran impacto en los principales festivales internacionales: Mural (Canadá), Glastonbury Festival (UK), Cut Out Fest (Mexico) o Mulafest (España). Otros murales para eventos concretos vieron la luz en Londres, París, Moscú, Hong Kong, Montreal, Seattle, Mexico DF y Colonia. Calvolo es leyenda viva en este país con tres de sus últimos libros ('Vida Indie', 'Periferias' e 'Historia de la música') y ahora le llega el turno a uno muy especial: '100 películas sin las que no podría vivir' (Lunwerg Editores). Ilustraciones, sucinto texto explicativo, de lo que pretende ser una biografía cinematográfica y personal.

Es éste un libro que actúa como diario personal, pero también con una paleta de color rendida al mundo del cine, numerosos textos escritos a mano con simpáticas notas y anécdotas personales. Crecer viendo películas, crear viendo películas, enamorarse o superar depresiones viendo películas en una poética inflamable: «A veces ni yo mismo lo sé, pero soy consciente de que parte de mi imaginería viene directa de las películas de mi vida. Diría que la mayor parte de mi universo mental subconsciente está repleto de fotogramas de todo lo que he visto. Y eso sale a relucir, sin remedio, de las maneras más inesperadas, en mis dibujos». De 'Casablanca' a 'Ciudadano Kane', de 'El señor de los anillos' a 'Elephant', de 'Trainspotting' a 'American Beauty'. Dicho de otro modo: Scorsese, Coppola, Anderson, Wilder, Tarantino, etc. Otra fórmula de puro ladrón de fuego: «Me gusta llevarme algo de cada película, aunque no tenga una gran consideración cultural. (...) Estas cien películas son importantes por lo que significan para mí, parte de mi personalidad se ha forjado con ellas, más allá de lo suponen en la historia del cine». Estamos en un ejercicio de sinceridad espléndido: hacer tuyo el cine que fue crucial en tu vida para explicarte a ti mismo de otro modo. Espejo frente a espejo. La cultura como vuelo y asidero.

Libro luminoso, sencillo, hay la verdad de la obra de arte en un lenguaje cotidiano, lo que el autor hacía a esos años, un breve guiño a la trama, el hechizo o fogonazo provocado en tu vida para dejar huella. Sus dibujos son modernos, surrealistas, repletos de vida, muy en la óptica de los años 20 o de un futurismo imposible y descacharrante. Mucha niñez en todas ellas, mucho pasado, los ojos como platos y crecer, gracias al cine, como un oficio alegre. ¿Puede haber una ética en el séptimo arte? Quien haya visto western o cine negro sabe de lo que hablo y ése es el tema subterráneo, el honor y el amor, la tristeza y los estados carenciales, del que se ocupa Calvolo magistralmente. Completo antidepresivo. Arte de vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos