«Es el momento de la oficialidad del asturiano, un mandato constitucional»

«Es el momento de la oficialidad, un mandato constitucional»
Xosé Antón González Riaño y Santiago Fano, diseñador del cartel del XXXIX Día de les Lletres Asturianes, de inspiración pop, con fragmentos de canciones y siluetas de cantantes como Nacho Vegas o Xune Elipe, porque la música en asturiano es la protagonista. / MARIO ROJAS

La Academia de la Llingua intentará que la líder del PP acuda a la celebración del Día de les Lletres el 4 de mayo porque «es fundamental para alcanzar un consenso»

Azahara Villacorta
AZAHARA VILLACORTAGijón

«Es el momento de la oficialidad». Entre otras razones, porque «es un mandato constitucional», sostuvo ayer el flamante presidente de la Academia de la Llingua Asturiana, Xosé Antón González Riaño. Y, con esa certeza, la institución celebrará el 4 de mayo, en el ovetense Teatro Campoamor, el XXXIX Día de les Lletres Asturianes, con Nacho Vegas y el coro antifascista Al altu la lleva como encargados de poner el acento musical a una reivindicación histórica.

Será una cita para la que la Academia echará el resto y hará «un gran esfuerzo institucional y personal, de manera que todos los grupos políticos estén representados». Incluyendo al PP, a quien Riaño hizo un llamamiento «para que escuchen» sus argumentos. Con su líder, Mercedes Fernández, inmersa en una dura campaña contra la oficialidad, al frente.

«Los planteamientos de la Academia buscan el mayor consenso posible sobre cómo tiene que ser la oficialidad. Y, para eso, el PP es fundamental», defendió Riaño, quien reiteró una estrategia irrenunciable: «Vamos a seguir defendiendo la aplicación de la Constitución en Asturias».

«Hace años no teníamos los argumentos que hoy tenemos. Argumentos económicos, sociológicos y jurídicos muy fuertes. Y podríamos hablar del modelo que Asturias necesita», abundó el máximo responsable de la institución, que, en su primer discurso como presidente de la Academia tras suceder a Ana Cano, no desaprovechará la ocasión de plantear abiertamente la necesidad de «solucionar» de una vez por todas «este problema cultural en una época en la que se dan las condiciones para ello».

Ejemplo de una institución que «ha hecho los deberes en ausencia de oficialidad» es la Universidad de Oviedo. «De manera que, cuando llegue, lo va a tener casi todo listo», apuntó Riaño, que en el 'haber' situó unos estudios de filología asturiana «homologables» y en el 'debe' recordó que todavía hay problemas para defender trabajos de fin de grado y de máster en asturiano.

Y precisamente de la Universidad llegarán refuerzos, porque en el Día de les Lletres tomarán posesión de sus cargos como nuevas académicas la historiadora Margarita Fernández Mier (Oviedo, 1966) y la pedagoga y socióloga Isabel Hevia Artime (Antromero, 1984). Fernández Mier está coordinando la primer historia de Asturias «desde una perspectiva asturiana y con innovaciones metodológicas. Una historia no de las elites, sino del pueblo asturiano» que la Academia espera publicar en 2019. Hevia, con varios estudios sociolingüísticos y socioeducativos sobre las actitudes de profesorado y alumnado hacia el asturiano en su currículum, es continuadora del trabajo de Francisco Llera Ramo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos