El Comercio

'La walkiria' ya está en el Campoamor

El barítono islandés Tómas Tómasson, ayer, durante los ensayos en el Campoamor. Interpreta al dios Wotan.

El barítono islandés Tómas Tómasson, ayer, durante los ensayos en el Campoamor. Interpreta al dios Wotan. / Mario Rojas

  • Comienzan los ensayos de la ópera de Wagner, que abrirá la temporada ovetense el 10 de septiembre

  • El tenor Stuart Skelton regresa a Oviedo después de su fallido 'Sansón' y estará acompañado por la soprano Elisabete Matos

La poderosa voz del barítono islandés Tómas Tómasson (en el papel del dios Wotan) empezó a caldear ayer la próxima temporada de la Ópera de Oviedo, que ya está en marcha en plena canícula con los ensayos de 'La walkiria', que dieron comienzo en el Teatro Campoamor. Eso, en el caso de la parte vocal, mientras que la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) ensayará durante todo este mes en el Auditorio Príncipe para ensamblarse con los cantantes posteriormente hasta formar un puzzle lírico casi perfecto.

La ópera de Richard Wagner es uno de los platos fuertes de una temporada operística que siempre se espera con ganas en Oviedo y llega bajo la batuta de Guillermo García Calvo, quien se encargará de la dirección musical, mientras que Michal Znaniecki estará al frente de la dirección escénica. García Calvo ya dirigió hace dos temporadas 'El oro del Rin', primera entrega de 'El anillo del nibelungo', escogida por la crítica como uno de los diez mejores espectáculos de España en 2013 con una audaz propuesta de realidad virtual. Y repite, asimismo, Znaniecki.

La primera jornada de este ciclo wagneriano de cuatro óperas épicas basadas libremente en figuras y elementos de la mitología germánica que nunca se había escuchado en el Campoamor llegó por primera vez al teatro en septiembre de 2013 y la idea es llevar a escena cada una de las obras de la tetralogía con un intervalo de dos años, así que a 'Die Walküre' le seguirán 'Sigfrido' y 'El ocaso de los dioses'.

Y, si en el foso estará de nuevo la OSPA dirigida por García Calvo, sobre el escenario también se repetirá una innovadora propuesta de videomapping. En cuanto al diseño de iluminación, corresponderá a Bogumil Palewicz.

Pero, además de la innovación, la ópera también tendrá un atractivo añadido porque llega, además, con un protagonista de sobra conocido por el público del Campoamor: Stuart Skelton, el inolvidable Peter Grimmes que, a principios de este año, protagonizó un inusual 'Sansón' sin poder cantar por una traicionera infección de garganta y que interpreta el papel de Siegmund. Y, junto a él, también repite la soprano portuguesa Elisabete Matos como Brünnhilde, la inolvidable Isolda de 2011 junto a Robert Dean Smith.

Sagi hará doblete

Por lo demás, se trata de una ópera compleja, con muy poca presencia coral, muchos personajes y una duración de alrededor de cuatro horas que incluye varios fragmentos antológicos como 'La cabalgata de las valquirias', que popularizase el cineasta Francis Ford Coppola, flamante Premio Princesa, en la película 'Apocalypse Now'. Y lo extraordinario también está presente en 'El encantamiento del fuego' y en el turbulento y aterrador preludio del acto primero.

Esta nueva producción propia de la Ópera de Oviedo abrirá una temporada que promete mucho y en la que Emilio Sagi hará doblete, ya que el ovetense se ocupará de la dirección de escena de las anunciadas 'Nabucco', que estrena para la ocasión, y 'La bohème', asimismo producción propia que se subió a las tablas en el Teatro Campoamor por primera vez en 2000, volvió en 2008 y retorna de nuevo este 2015.

El 'Nabucco' de Sagi, una de las pocas óperas de Verdi que le faltaban en su exitosa y prolífica carrera, llegará en octubre, será cantado por el búlgaro Vladimir Stoyanov, que se estrena en Oviedo, junto a Alessandra Volpe o Carlo Colombara, y la producirán, además de la Ópera de Oviedo, teatros de Suiza, Mallorca y Pamplona y también el Jovellanos, en la que será la primera coproducción del coliseo gijonés de estas características. En Gijón se disfrutará en marzo y, además de Sagi, en el equipo creativo figuran otros dos asturianos con una dilatada trayectoria: la vestuarista Pepa Ojanguren y el escenógrafo Luis Antonio Suárez.

Sagi volverá para cerrar la temporada con su versión ya clásica de 'La bohème', con un elenco fundamentalmente italiano en el que no faltarán Erika Grimaldi, Georgio Berrugi y Damiano Salerno.

Y, por el medio, dos producciones de la Vlaanderen Opera de Amberes: 'Las bodas de Fígaro' de Mozart en versión de Guy Joosten, conocido en Oviedo por haber rubricado el 'Werther' que abrió la temporada 2012-2013, con Ainhoa Arteta como condesa, el asturiano David Menéndez como conde y Joan Martín-Royo en el papel de Figaro, y 'El duque de Alba' de Donizetti, en manos de Carlos Wagner, que aborda una ópera que no se ha representado en todo el siglo XX ni en el XXI. De hecho, la versión está acabada por Matteo Salvi porque Donizetti la dejó incompleta. En el elenco, José Bros, Ángel Odena y María Katzarava.