El Comercio

Chucho Valdés y su piano.
Chucho Valdés y su piano. / EFE

«El próximo paso es seguir buscando nuevos caminos»

  • Ocupará con su piano y su jazz el escenario del Teatro de la Laboral pasado mañana. Le acompañará al saxo Joe Lovano

  • Chucho Valdés Músico

El pianista Chucho Valdés actuará este viernes en Gijón. Se le espera en el Teatro de la Laboral (20.30 horas) junto al saxofonista Joe Lovano. Un auténtico espectáculo musical con el jazz como absoluto protagonista.

Uno escucha la discográfica Blue Note y se pone firme. Usted ya lleva 31 años editando bajo ese paraguas y seguramente sean ellos los que se pongan firmes. ¿Cómo de importantes son los sellos discográficos en el jazz?

Los sellos discográficos son importantísimos en el devenir del jazz, por supuesto, porque en esos sellos está grabada la historia del género, pero hoy muchos artistas prefieren hacer su propio sello discográfico para tener un control más directo sobre su propia obra musical.

El grupo Ikarere, donde estaba con gigantes de la talla de Paquito D'Rivera, Arturo Sandoval, Jorge Varona o Carlos Averhoff, supuso un punto de inflexión en el latin jazz. ¿Cómo se afronta la carrera a partir de algo así?

Primero se siente nostalgia, en mi caso, y después se piensa en que hay que seguir evolucionando y entonces uno busca nuevos caminos.

Esa etapa incluye obras imprescindibles del género, género que usted ha contribuido a abrir y airear. ¿Dónde ponemos la capital del jazz latino? ¿La Habana, Nueva York, Miami o una feliz mezcla de todo ello?

La capital del jazz latino es una mezcla de todos estos lugares, pero la fuente esta en Cuba.

Hay algo que resulta casi imposible preguntar. ¿Qué significa Benny Moré para la música cubana?

Tuve el privilegio de conocerlo y de acompañarlo, así que puedo hablar con base sobre quién era Benny: un genio. Y para la música cubana, el máximo exponente de la música popular bailable.

En la Feria de Muestras de Asturias tocó durante muchos años un combo cubano que le hacía a todos los palos. ¿Cómo de importante es el papel de estos músicos ambulantes que llevan la raíz cubana a todas partes?

Yo diría que es esencial, estos son músicos que han hecho un aporte grandísimo, yo diría, para el desarrollo de la música, sin limitarlo exclusivamente al latin jazz.

¿Cómo fue la gestación del proyecto con Joe Lovano y qué es lo que podemos encontrarnos?

Habíamos hecho juntos un trabajo que acabó en gira en 2003. Fue fantástico. Y hace 2 años, Joe y yo nos encontramos y retomamos ese precioso proyecto, que cada vez es más enriquecedor para ambos.

¿Y el siguiente paso?

Puede ser muchas cosas, pero evidentemente será seguir trabajando y seguir inmerso en la búsqueda de nuevos caminos.