El Comercio

La música inaugurará el año en Covadonga

La OFA, durante uno de sus conciertos en la Laboral.
La OFA, durante uno de sus conciertos en la Laboral. / J. PETEIRO
  • El objetivo es sacar de los espacios habituales actividades de esta índole, ofreciendo «un proyecto multidisciplinar de aquí y para aquí»

  • La Orquesta Filarmónica de Asturias ofrecerá un concierto el 1 de enero en la emblemática basílica

Si a la solemnidad del concierto de Año Nuevo se le suma un espacio inigualable como el Santuario de Covadonga y se adorna con un sinfín de actividades paralelas, el resultado promete ser una cita memorable. En esas está trajinando sin descanso la Orquesta Filarmónica de Asturias, la OFA, la agrupación que no olvida su compromiso social y trabaja cada día para que los músicos asturianos no tengan que irse de casa en busca de futuro, ofreciendo al público actividades que destacan por su variedad y originalidad.

Este concierto será el primero de Año Nuevo que se lleve a cabo en el Santuario de Covadonga, una idea que ha encantado a su abad, Juan José Tuñón Escalada, desde el momento en que la OFA se la planteó. «Es un proyecto muy interesante, ya que, para empezar, se trata de un concierto en una fecha especial y porque la música es uno de los lenguajes del Santuario», alabó, definiendo la ocasión como «una bonita manera de empezar el año». Destaca que Covadonga se llenará de jóvenes músicos y de familias completas que deciden pasar unidas esa fecha. «No solo apoyamos la iniciativa, sino que estamos dispuestos a colaborar en todo lo necesario», matizó Tuñón, con el objetivo de que se convierta «en cita anual y con continuidad a lo largo del ejercicio». También es la esperanza de los 133 músicos que integran la agrupación debutante en el Teatro de la Laboral de Gijón en el mes de junio del 2015.

La particularidad del concierto del 1 de enero, festividad que cae en domingo, no estará solo en el escenario. También en el repertorio. «Al tocar en Covadonga, el repertorio tiene que ser muy especial», exponen los responsables, quienes precisamente esta semana están, partituras en ristre, decidiendo qué composiciones darán forma a un concierto «íntimo, de hora y algo de duración». Barajan también cuántos músicos tomarán partido. «Queremos llevar a la mayor formación posible, hacer un formato de orquesta completa, nada de conjunto de cámara, pero depende también del programa y de la funcionalidad del espacio», apuntan, dejando en el aire si su coro, cuya formación se gestará en las próximas semanas, estará o no presente. De lo que no cabe duda es que será su director titular, el maestro Antonio Ribera Soler, quien se ponga al frente.

Quedan aún más flecos por confirmar. Como el de la hora final y la forma en la que el público podrá acceder al concierto, gratuito, por cierto. Los responsables no descartan que haya algún tipo de inscripción previa para que los interesados tengan asegurado un asiento sin tener que guardar cola. Para facilitar los traslados y permitir que los asistentes puedan aprovechar la jornada, se baraja que la actuación sea a primera hora de la tarde, en torno a las 17 o 17.30 horas.

Entra aquí en juego la otra voluntad de la OFA, «hacer un sumatorio para exprimir las posibilidades de Asturias al máximo». Por una parte, sacando actuaciones de esta envergadura de sus escenarios habituales, siempre emplazados en las ciudades. Por otra, porque con predisposición se puede facilitar al público que quiera ir al concierto más opciones para configurar así una jornada redonda. «Tenemos muchos recursos paisajísticos, culturales, históricos, gastronómicos... ¿Por qué no aprovecharlos a un mismo tiempo?», se preguntan los responsables de la OFA. Por eso esperan, en las próximas semanas, poder ofrecer paquetes de actividad que «incrementen» el valor de una cita ya de por sí mágica. «Esto más que un concierto es un proyecto multidisciplinar de Asturias y para Asturias», aseguran, animando a la participación de propios y foráneos.

Y nada de estarse quietos. Tras la cita vespertina en Covadonga, la Orquesta Filarmónica de Asturias partirá rumbo a Gijón para ofrecer otro concierto de Año Nuevo, este sí al al uso, en el Teatro Jovellanos. Un principio de temporada tan movidito como especial les espera.