El Comercio

Noche loca con los Toreros Muertos en La Buena Vida

Noche loca con los Toreros Muertos en La Buena Vida

Los Toreros Muertos, con el siempre excesivo, divertido y único Pablo Carbonell a la cabeza, fue el viernes banda sonora a la penúltima de las noches musicales del Festival Internacional de Cine de Gijón. Las canciones de siempre, el buen humor acompañaron una velada a la que asistió numeroso público. Sucedió en la Buena Vida Fomento. Ayer la fiesta final se trasladó a la sala Acapulco del Casino de Asturias, que acogió la actuación de DJ Hell, Gillu y Lee Nosh. El fin de fiesta perfecto tras la clausura.