El Comercio

Intercambio de complicidades

Nacho Vegas y Alejandro Simón, ayer en el Toma 3.
Nacho Vegas y Alejandro Simón, ayer en el Toma 3. / PALOMA UCHA
  • El músico y el poeta se confabularon para presentar sus últimos libros en el café Toma 3

  • Nacho Vegas y Alejandro Simón, juntos en un acto del Aula de Cultura de EL COMERCIO

Dos voces unidas por la amistad y la literatura, las del músico Nacho Vegas (Gijón, 1974) y el poeta Alejandro Simón Partal (Málaga, 1983), se confabularon ayer en el gijonés café Toma 3 para presentar sus últimos libros en un acto organizado por el colectivo Fame Poétika y amparado por el Aula de Cultura de EL COMERCIO. El local se llenó para escuchar a los dos autores que dialogaron sobre el momento actual de la poesía en España, leyeron sus propios versos, intercambiaron los textos de uno y de otro y dejaron que las palabras y la música cómplice del ukelele enredaran al público en una cercana tertulia que habría de tener continuidad en la timba posterior a la presentación.

«La poesía tiene un valor social y hoy más que nunca está vigente el verso de Celaya de que es un arma cargada de futuro», dijo Vegas, preguntado por el presentador sobre el posible 'boom' que vive actualmente el género poético. El gijonés destacó como uno de los rasgos que caracterizarían a ese interés por la poesía el que esta «se ha acercado a lo popular, es algo que también he observado en autores jóvenes de Latinoamérica», afirmó, mientras Simón Partal asentía para apostillar que «la poesía requiere un ritmo lento y eso no siempre se consigue entre autores que parecen tener mucha prisa por llegar: es necesario distinguir las voces de los ecos», remarcó.

El poeta malagueño confesó sentirse muy cómodo de estar presentando su nuevo libro 'La fuerza viva' (Premio Arciprestre de Hita) en compañía de Nacho Vegas, «de quien he sido siempre un apasionado oyente, lector y ahora también un apasionado amigo», dijo. Y su compañero de presentación le devolvió los elogios: «Para mí, es un verdadero honor estar con un poeta que escribe con una gran autenticidad y una gran fuerza».

Ambos hablaron sobre la influencia de lo cotidiano en su obra: «Trabajo con materiales de primera mano, de la realidad pura y dura, a veces de ello sale una canción o un poema y entonces se transforma en ficción, porque para contarle la vida a los demás ya tengo amigos que me aguantan», manifestó Nacho Vegas. Simón Partal lo expresaba con otras palabras: «Toda poesía parte de la experiencia, la ficción de la poesía está apegada a la realidad». El músico venía a redondear la conversación y ejemplificar que la emoción de la palabra encuentra siempre vasos comunicantes entre quienes buscan en ella «ampliar nuestra mirada, que es lo que consigue la literatura», y rubricó sus palabras interpretando una vieja canción de Violeta Parra: 'Volver a los 17', rasgueando su ukelele.

'Reanudación de las hostilidades' es el título del nuevo libro que el cantautor asturiano presentaba ayer mano a mano con Alejandro Simón Partal y en las intervenciones de ambos, cobijados en la afinidad mutua y la coartada perfecta de la música, pudo disfrutar el público de un estimulante intercambio de complicidades que se reanudarían el resto de la noche con los participantes de la timba poética.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate