El Comercio
¡

Llega 'Maharajá', una zarzuela para la Asturias de hoy

El equipo de 'Maharajá', en el Teatro Campoamor.
El equipo de 'Maharajá', en el Teatro Campoamor. / P. LORENZANA
  • El estreno de este jueves en Oviedo es el primero de este género en España desde la 'Fuenteovejuna' de Joaquín Moreno Buendía en 1981

Se ha dicho que en cuanto a nueva creación, la zarzuela es un género prácticamente muerto. En los últimos años han sido frecuentes las recuperaciones de antiguos títulos y revisiones, con intenciones actualizadoras o trasgresoras, de zarzuelas clásicas; sin embargo, apenas se escribieron nuevas obras. De hecho, la última zarzuela original que se estrenó en Oviedo fue 'El Gaitero de Gijón', de Jesús Romo, en 1955, y el último estreno absoluto en España, fue 'Fuenteovejuna', de Joaquín Moreno Buendía, en 1981. En este sentido, el próximo estreno del sainete lírico 'Maharajá', con música de Guillermo Martínez y libreto de Maxi Rodríguez, es un hecho insólito dentro del teatro musical español en la actualidad.

Ayer, en el Salón de Té del Teatro Campoamor, Roberto Sánchez Ramos, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, Cosme Marina, director artístico del Festival del 24 Festival de Zarzuela de Oviedo, Guillermo Martínez, compositor de 'Maharajá' y Maxi Rodríguez, escritor del libreto y director de escena de la obra, presentaron, en un ambiente jovial y distendido, la zarzuela que se representará en el Campoamor, el jueves y sábado, días 15 y 17 de Junio. Los autores estuvieron acompañados por Marzio Conti, director de orquesta; Francisco González Álvarez Buylla; presidente de la Fundación Musical y de la Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo; los cantantes Beatriz Díaz, David Menéndez, Maria José Suárez, Juan Noval-Moro y Francisco Sánchez, y los actores Antón Caamaño, Martina Bueno, Roca Suárez, Carlos Mesa y Fernando Marrot.

Roberto Sánchez Ramos defendió la apuesta de los poderes públicos por obras de producción propia como esta zarzuela con la que el Campoamor celebra los 125 años de su inauguración. En su opinión, es necesario «socializar la zarzuela» y que esta obra se represente en otros teatros de Asturias y fuera de Asturias. Cosme Marina abogó también por la labor de producción que, además de enriquecimiento estético, «crea puestos de trabajo», y elogió el espíritu renovador de esta zarzuela -«un género cerrado es un género muerto»-; frente a la reiteración de títulos, nuevas obras, como 'Maharajá', revitalizan la zarzuela en el siglo XXI.

Para Guillermo Martínez, la creación de 'Maharajá', más allá del encargo o de un hito profesional en su carrera de compositor, es «un regalo y ser partícipe de un sueño». Martínez habló del «superávit de emoción, humor, entrega y colaboración» que están suponiendo la creación y la puesta a punto de una obra «que sale del corazón y que llega al corazón». Los veinte números musicales de una obra que se desarrolla, a la manera del género chico, en un acto, son un caleidoscopio de colores musicales en los que, dentro de una concepción tonal, se entrelazan esencias asturianas, indias, guiños a los ritmos latinos y lirismo vocal dentro de la tradición de la zarzuela.

Maxi Rodríguez ahondó en la idea de renovación de la zarzuela desde el respeto absoluto al género, pero con una perspectiva contemporáne y buscando «ubicar la trama aquí, en nuestra sociedad, con la firme voluntad de conectar con un público de hoy». Subrayó el autor la calidad del elenco, formado por cantantes y actores en su mayoría asturianos, y comentó el carácter humorístico y al mismo tiempo crítico de un texto que, como otros suyos, «de entrada hace cosquillas, pero de salida araña». De la misma opinión es María José Suárez. La mezzo ovetense alabó la música y el humor de una obra en la que entre risas y alegrías se dice que Asturias es una región olvidada. Finalmente, Beatriz Díaz destacó la calidad de «una música muy agradable de cantar», el carácter costumbrista de unos personajes en los que muchos se reconocerán, y ese sentido del humor que refleja esa actitud tan asturiana de poner «al mal tiempo buena cara».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate