«Nadie va a aparecer con un cheque. Ni falta que hace»

«Nadie va a aparecer con un cheque. Ni falta que hace»

El grupo Rufus T. Firefly actúa esta noche en La salvaje de Oviedo a partir de las 22.30 horas

JORGE ALONSO

Rufus T. Firefly describen su música como un viaje interior. Interior, pero expansivo e incluso intensivo, con gotas lisérgicas, desarrollos de una fluidez y contundencia casi indescriptibles y unas letras líricas y con referencias a la cultura popular. Transitan el camino viejo que va de local de ensayo a locales cada vez más espaciosos, llevan cuatro largos y el último ('Magnolia') es sobresaliente. Esta noche en Oviedo, en La salvaje a las 22.30 horas. Corran.

-Llevan ya mucho y mucho y bueno, pero este último disco es para morir de Stendhal. ¿Un momento dulce?

-Me encanta que te parezca así, la verdad es que estamos alucinando con la acogida del disco. Nosotros lo afrontamos como los anteriores, puede que haya una evolución, y eso que nos gusta respetar las primeras ideas porque a veces una canción la haces en cinco minutos y luego te pones a darle vueltas durante cinco meses, y eso no te garantiza en absoluto que la canción vaya a mejorar. De hecho a veces lo que ocurre es que desvirtúas esa primera idea.

-¿Han llegado a más gente gracias a este disco?

-Por eso y por el trabajo de muchos años. Hay veces que piensas: “Ojalá no hubiera que hacer esto”, pero ahora te das cuenta de que todo lo hecho cuenta a la hora de sonar, de disfrutar, de tocar.

-Esos momentos en los que uno piensa que ojalá viniera alguien con un cheque

-Sí, esos, esos, aunque no es bueno pensarlo, ni va a venir nadie ni falta que hace.

-Ahora que menciona el proceso. ¿Canciones como 'Nebulosa Jade' o 'Cisne Negro', de dónde salen?

-(Risas) Esta pregunta es muy difícil, porque no sabemos de dónde salen esas canciones, simplemente nos ponemos a probar unos acordes, que luego los cambias por otros y van apareciendo, no sé muy bien como describir el proceso, es una cosa que tiene más que ver con la conexión entre personas que estamos tocando en ese momento.

-Es difícil describir lo que hacen en unas cuantas líneas. ¿Usted podría hacerlo?

-La verdad es que sí, que es difícil de describir. Me gusta describir mi música como un viaje interior, aunque es cierto que a veces decir esto puede echar a la gente para atrás como decir que es música para escuchar con calma o sin hacer otra cosa que no sea escuchar. A mí me gustan mucho Pink Floyd y sé que si no lo haces así no entiendes nada, pero entiendo que a veces si dices esto hay mucha gente que se lo puede pensar dos veces antes de ponerse a escuchar tus discos.

-Llevar algo tan elaborado al directo puede ser complicado. ¿Le dedican mucho tiempo al tema en el local de ensayo o son más de hacer una base e ir fluyendo?

-En nuestro caso la clave es disfrutar, quiero decir, disfrutar como lo hacemos en el escenario, disfrutar con la música que hacemos, con la que flipamos. Hay veces que no somos conscientes de lo importante que es trasmitir eso desde el escenario.

-Los Planetas por ejemplo, entre otras muchas bandas, que en ocasiones parece que se plantan allí a punta de pistola, y mire que son buenos.

-Seguramente en el caso de Los Planetas lo suyo sea cerrar los ojos y flipar (risas).

-No puedo dejar de preguntarle por el maravilloso diseño del disco y de la imagen en general.

-Ya, la verdad es que tanto el vinilo como todo lo que tiene que ver con el diseño ha quedado precioso, es cosa de Julia, yo le pasé en un correo ideas que se me venían a la cabeza con las canciones y ella me respondió con una barbaridad de imágenes que iban mucho más allá de lo que yo sugerí en un principio, una gozada, la verdad.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos