Aprendices de Luthiers

Varios pequeños, con los instrumentos fabricados para la ocasión./
Varios pequeños, con los instrumentos fabricados para la ocasión.

Alumnos de la Escuela de Música Sonidópolis fabrican sus propios instrumentos y ensayan canciones para la 'Yincanta' que homenajeará el domingo en Gijon al grupo argentino

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA

Va a empezar el juego y no es complicado», así comienza la 'Canción para moverse' de Les Luthiers que ayer ensayaban en la Escuela de Música Sonidópolis de Gijón, dos grupos de niños de 5 y 6 años que el próximo domingo la interpretarán en la 'Yincanta' (yincana cantada) convocada para homenajear a los ganadores del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017 y que recorrerá diversas calles del centro de la ciudad. Será a las 11.30 horas de la mañana y partirá del Palacio de Revillagigedo, en Cimavilla. El plazo de inscripción está abierto en la página de la Fundación Princesa.

Lara González, profesora de la Escuela, era la encargada de dirigir a los pequeños aprendices de Luthiers en una actividad en la que cantarán, bailarán y se acompañarán de instrumentos informales, como los de sus maestros, fabricados por ellos mismos: una flauta de pánstico (flauta de pan de plástico) y un globato (globo con silbato).

Y a las cinco de la tarde entraba puntual en la sala de ensayos el primer grupo formado por Manuel, Lola, Teo, Martín, Uriel, Guille, Nora y Leo. El juego empezaba y con él las primeras instrucciones de su letra: «Estos diez deditos ya están preparados. /La mano derecha y la otra también/van hacia delante junto con un pie». Era el segundo ensayo y el coro aún se debatía entre seguir a Lara o continuar con los saludos preliminares de sus componentes y los enredos propios de un grupo de niños de cinco años. Los siguientes versos ayudaron a la concentración de los coristas en la coreografía: «El pie que nos queda marcha para atrás, /mientras la cabeza gira sin cesar». Y ocho pies y otras tantas cabecitas cumplieron la sugerencia al pie de la letra. El ensayo iba por buen camino

Un total de 120 niños participaran en la actividad, que parte de Cimavilla

La 'Canción para moverse' fue compuesta por Les Luthiers en 1979, lleva el subtítulo de 'canción infantil en 12 movimientos' y está por tanto pensada para los más pequeños, enseñando en unos pocos pasos cómo estimular a los niños para «que se muevan ágiles, contentos y sanos», según recuerdan los artistas argentinos cada vez que la interpretan. Mar Álvarez, otra de las profesoras de Sonidópolis, explicaba que «se trata de un primer acercamiento a Les Luthiers para los alumnos más pequeños, motivándolos con la creación de instrumentos inusuales de fabricación sencilla». Para los alumnos de siete años en adelante la Escuela de Música trabaja en un taller de luthería 'informal' que se celebrará el próximo sábado y en el ensayo de una canción compuesta por la propia Álvarez que servirá de pista en la yincana del domingo: «Pretendemos que conozcan la obra de Les Luthiers y lo cierto es que cuando la descubren y la van conociendo cada vez les interesa más, captan pronto sus chistes y su humor», relataba.

En la sala contigua, los aprendices de Luthiers seguían a Lara González, ahora ya con sus flautas de pan de plástico y sus globatos: algunos habían descubierto en los primeros sus posibilidades también como armas galácticas, incluso como cámaras fotográficas y de televisión (inspirados por la presencia de nuestros reporteros). Pronto le llegaría el turno al siguiente grupo compuesto por Nel, Sofía, Valeria, María, Alba, Cecilia y Alain, todos ellos de 6 años. A los nuevos coristas parecía divertirles especialmente la instrucción de «Si el codo derecho se acerca a la sien/ a la oreja izquierda rascarás muy bien». Desde luego, ellos lo hacían como consumados artistas.

El próximo domingo, al término de la 'Yincanta' tendrán ocasión de demostrar sus dotes como cantantes, bailarines e instrumentistas 'informales'. No estarán solos: otros jóvenes intérpretes, éstos del Coro de la Fundación Princesa de Asturias, unirán sus voces en otra de las descacharrantes canciones de Les Luthiers: su 'Aria Agraria'. Un homenaje musical -en el que participarán un total de 120 chavales- para los galardonados con el Premio de Comunicación y Humanidades, que dos días después estarán en el Teatro Jovellanos para encontrarse con su público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos