«Los asturianos, por el acento, parecen andaluces finos»

Eduardo Guerrero llega a Asturias con Faro./E. C.
Eduardo Guerrero llega a Asturias con Faro. / E. C.

El proyecto Faro inicia su andadura en Asturias este jueves en el Cabo Peñas con la actuación del gaditano. El viernes hace escala en Avilés Eduardo Guerrero. Bailaor

CARLA COALLAAVILÉS.

Con el nombre de uno de los grandes del género como inmejorable carta de presentación, Faro llega a Asturias (el jueves, en el Cabo Peñas; y el viernes, en el muelle pesquero de Avilés, ambos a las 22 horas) como único en su especie, siendo el espectáculo que ha unido el baile flamenco con la cultura portuaria en una mezcla sublime. Así lo cuenta el que es uno de sus grandes protagonistas, Eduardo Guerrero (Cádiz, 1983), que vuelve a esta tierra dispuesto a demostrar por qué es una de las grandes figuras del flamenco.

-¿Cómo nace este proyecto?

-Todo tiene que ver, precisamente, con un faro. Para mí, es algo muy poético que gira alrededor de la ciudad. Yo siempre comentaba que tenía la ilusión de hacer algo en algún faro, ya que me parecía algo muy interesante. Para mí es algo muy emocionante poder formar parte de esto.

-¿Qué tienen preparado para el espectáculo?

-Son momentos. Recopilamos coreografías que ya teníamos montadas de otros espectáculos. Yo los llamo mosaicos porque son pequeños detalles que, para mí, han sido importantes en la carrera profesional que llevo. Quería que estuvieran.

-¿Hay mucho de usted en Faro?

-Sí, porque estoy muy implicado, había pensado muchas veces en participar en un espectáculo de estas características. Yo veía esta imagen desde casa, veía esa altura, esa luz que siempre intentas cortar con tus propias manos.

-¿Había venido antes a Asturias?

-Sí, claro. He estado trabajando con varios artistas. Ahora me toca a mí llegar en solitario.

-¿Le gusta esta tierra?

-Por supuesto, me encanta. ¿A quién no le gusta Asturias? (Risas).

-¿Qué es lo que más le ha llamado la atención del Principado?

-Si nos ceñimos a lo típico, hay que decir que aquí se come muy bien. Lo verde también llama mucho la atención, pero sobre todo destacaría el cariño, simpatía y cercanía que encontré en la gente. Es algo que llega a todas las partes del mundo.

-¿Cómo viven el flamenco los asturianos?

-Tiene mucho arraigo aquí y cuando presentamos el espectáculo notamos mucho interés por el flamanco. Yo digo que por el acento parecen andaluces finos. Me llamó mucho la atención que mostraran ese interés por el flamenco.

-¿Va a tener tiempo de cogerse unas vacaciones o ya ha podido disfrutarlas?

-¡Qué va! (Risas) Este año las vacaciones han sido cortitas. Aunque lo cierto es que para mí, el descanso es lo que estoy haciendo ahora, subirme al escenario. No puedo imaginarme unas vacaciones mejores que aquellas en las que estoy cumpliendo mi sueño.

-¿Cuál es su destino favorito?

-Me gusta conocer ciudades, lo hago siempre que puedo, aunque viaje con un espectáculo. También me gusta disfrutar de la playa con amigos.

-¿Cree que el baile flamenco es una cuestión más de trabajo o más de talento?

-Es un 50-50, completamente.

Fotos

Vídeos