Coti: «En Asturias, con un poco de lluvia, me siento como en casa»

Coti compartió con sus seguidores esta imagen justo antes de saltar al escenario en uno de los conciertos de su gira por España./
Coti compartió con sus seguidores esta imagen justo antes de saltar al escenario en uno de los conciertos de su gira por España.

Presenta mañana en el Botánico de Gijón 'Cercanías y conferencias', con un aire completamente nuevo

CARLA COALLAGijón.

Nos ha hecho soñar tantas veces con sus letras, que es difícil imaginar un momento que no esté impregnado de alguna de esas poesías a las que él llama canciones. Roberto Fidel Ernesto Sorokin Esparza (Argentina, 1973), más conocido como Coti, se ha convertido en todo un referente musical no solo gracias a los temas que él mismo ha abanderado, sino surtiendo de canciones a artistas de todo el mundo. Ahora, con la gira 'Cercanías y conferencias' pone voz y corazón a algunos de sus temas más personales, logrando que estos adquieran un significado nuevo, diferente, único. Así lo demostrará mañana en el Jardín Botánico Atlántico, a las 22.30 horas. Aún quedan entradas, al precio de 15 euros.

-¿Qué se va a encontrar la gente que le vaya a ver al Botánico?

-Es un concierto muy especial, que recrea de alguna manera mi taller, el sitio en el que escribo canciones y tengo mis instrumentos, mi juguetería digamos. He intentado hacer una mínima muestra llevando mi piano, mi guitarra, mi uquelele, mi grabadora, mis armónicas y un instrumento muy especial que es la primera vez que saco de gira: el bandoneón. Es un instrumento clásico del tango que yo toco desde hace muchos años, pero que nunca había incluído en la gira. Quiero acercar al público esa otra parte de mi hacer musical, de mi reperterio, la cocina en la que un músico practica, en la que un múscio escribe, en la que un compositor crea. Pongo en situación a la gente de todas aquellas cuestiones que me fueron movilizando en un momento de mi vida. No solo toco los instrumentos, también cuento muchas historias del contexto que rodea las composiciones de estas canciones que todo el mundo conoce, pero que nadie sabe realmente de donde proceden.

-¿Cómo surge la idea de versionar estos temas o de darles otro matiz a algunos que ya había cantado?

-La idea era volver un poco a la semilla, a la gestación de todas esas canciones. Surgió tras buscar y reconstruir el repertorio que en un concierto se ve fácil, porque todo el mundo las conoce, pero entre las que puede haber diez años de diferencia. Quise profundizar en mí mismo, repensar qué me motivó a escribir, qué escribí, cuándo, en qué casa vivía o en qué estudio lo grabé; son preguntas con las que elaboré un guion con el que pretendo que la gente encuentre algo diferente en los temas. Quería interpretar aquellas canciones con el instrumento con el que las compuse originalmente. Hay temas más desconocidos, por otro lado, que para mí tienen un valor especial.

- ¿Cuáles son esos temas?

-Por ejemplo hay una canción que se llama 'París de tu mano', que cuenta la historia del poeta Antoine de Saint-Exupéry, escritor de 'El Principito', que visitó la ciudad en la que yo me crié. Yo, cuando era pequeño, jugaba con mis amigos en las ruinas de un castillo francés. Años después me enteré de que el escritor había estado allí y eso me llevó a escribir una canción con una hermosa historia detrás.

-¿Cuándo fue la última vez que estuvo en Asturias? ¿Tenía ganas de volver?

-Sí, estuve hace muy poco porque suelo ir a tocar, pero también a disfrutar de esa región. Fui a Avilés y visité el Centro Niemeyer, porque soy muy fan y tenía la visita pendiente. Todos los años hago una escapada porque es un sitio que me encanta. Mi país está lleno de asturianos.

-¿Qué es lo que más le gusta de esta tierra?

-La comida es espectacular, es una de las razones que siempre hacen que uno disfrute mucho de estar allí. También influyen los paísajes, ya que me recuerdan a mi país, me siento como en casa. Incluso me encanta que llueva un poquito.

-El fin de semana pasado se celebró una de las fiestas más famosas del Principado, el Xiringüelu, en la que la sidra es una de las grandes protagonistas. ¿Usted ha probado la sidra?

-¡Por supuesto que sí! He probado varias diferentes. De hecho, estuve en un llagar hace poco y me pareció espectacular, el olor que impregna todo el lugar...me encanta. No tiene nada que ver con lo que conocemos como sidra en Argentina. Cuando alguien prueba la sidra asturiana se da cuenta de que no tiene comparación.

-¿Va a tener tiempo de tomarse unas vacaciones entre concierto y concierto?

-En este mes de agosto, lamentablemente no, solo me queda algún día suelto. Estamos de gira sin parar: Huelva, Extremadura... por lo que hasta que acabemos, el 2 de septiembre, va a ser imposible. Pero bueno, España es mi casa de alguna manera, paso cuatro o cinco veces al año por aquí. Siempre que puedo, por ello, hago una escapada.

-¿Qué es lo que más le gusta hacer en vacaciones, es usted más de playa, de montaña o de visitar ciudades?

-Soy de playa, como buen argentino (risas). Somos de poner los pies en la arena, jugar a la pelota, tomar el sol...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos