«El concierto será un cruce de la música popular y la culta»

Jorge Pardo y Armando Orbón. /  E. C.
Jorge Pardo y Armando Orbón. / E. C.

Junto a Jorge Pardo, el instrumentista clásico asturiano ofrece mañana en Avilés el recital titulado 'En la esencia de los estilos' Armando Orbón Guitarrista

ALBERTO PIQUERO AVILÉS.

Vienen de distintas cunas musicales, la guitarra de partituras clásicas y la flauta o el saxofón que propagan vientos del jazz y del flamenco. Son el guitarrista Armando Orbón y el multiinstrumentista Jorge Pardo, quienes mañana ofrecerán en la sala Santacecilia (Avilés), a partir de las 21 horas, el concierto que han titulado de modo indicativo, 'En la esencia de los estilos'.

Armando Orbón, quien está estos días dando los últimos toques al repertorio en su domicilio gijonés, ejerce de portavoz de ambos a la espera de la llegada a Asturias de Jorge Pardo.

Descendiente de un linaje cuyo abuelo fue el fundador del primer conservatorio de La Habana, el pianista Benjamín Orbón, que incluso dio nombre a un cóctel en el famoso 'Floridita' de La Habana; y sobrino de Julián Orbón, que da nombre al conservatorio de Avilés, al que acaba de dedicar un documental, 'Orboniana', estrenado en la Academia de España en Roma y difundido por diversos escenarios españoles, Armando Orbón explica que «en términos formales, mi aprendizaje musical en la guitarra comenzó en Madrid, con Regino Sáinz de la Maza; pero pronto, siendo muy joven, proseguí en Nueva York, donde estaba mi tío Julián».

Recordando esa juvenil etapa neoyorquina, evoca su primer concierto en la ciudad. «Hacía tres días que había estado allí Andrés Segovia, y mi tío me decía, un tanto provocador, que debía mantener la altura. La verdad es que yo estaba muy nervioso, aunque todo salió bien. Además, recibí otra lección. En los ensayos preliminares, me acompañó la primera flautista de la Filarmónica de Nueva York, quien en la víspera del concierto también se prestó a poner carteles del mismo conmigo por la ciudad. Eran otros tiempos y otras las humildades».

Después de haber recorrido todos los meridianos, en recitales y lecciones por el mundo a lo largo de casi medio siglo, introduce el concierto que mañana ofrecerán en Avilés, sobre todo, como «un cruce de la música popular y la culta, con raíces populares evidentes», bien entendido que comparte la opinión de Manuel de Falla, según la cual «si no es para mejorarla, mejor dejar la música popular como está».

Manuel de Falla será, precisamente, uno de los compositores de referencia de la velada, a partir de las versiones que realizó de las canciones populares de Federico García Lorca (dos de cuyas sobrinas, Laura e Isabel, ofrecieron sus testimonios personales en el documental 'Orboniana').

También se escucharán piezas de Héctor Villa-Lobos, por ejemplo, 'Distribuçao de flores', «que entrelaza sonidos arcaicos y contemporáneos». O de Ástor Piazzolla, a quien considera «un clásico por excelencia». O de Celso Machado, «trayendo aires de bossa nova». Aparte de un tema del propio Armando Orbón, 'Canción', que sonará en su guitarra Ramírez con las garantías que avala el intérprete junto a un instrumento que procede de una casa que ya las fabricó para Andrés Segovia. Jorge Pardo traerá su inmensa sabiduría de modulador del viento armónico, «en la que revivirá, entre otros, a Camarón».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos