Luis Fonsi: «El concierto será una montaña rusa»

Luis Fonsi, en Mallorca, en una foto colgada por él mismo en Instagram./
Luis Fonsi, en Mallorca, en una foto colgada por él mismo en Instagram.

El cantante llega esta noche al Palacio de Deportes con tres mil entradas vendidas para ver un espectáculo de una hora y 40 minutos

AZAHARA VILLACORTA

La suya es, sin duda, la canción del verano, y esta noche estará en Gijón, a partir de las diez de la noche en el Palacio de Deportes, para ofrecérsela en directo a los asturianos. De momento, unas tres mil personas ya han pasado por taquilla. Hablamos con Luis Fonsi (San Juan de Puerto Rico, 1978) antes de uno de los conciertos de la temporada en la ciudad.

-¡Bienvenido! ¿Qué va a ver el público asturiano en su concierto aquí?

-¡Muchas gracias! Feliz de estar aquí. Mi concierto, tal como lo dice su nombre, 'Love + Dance World Tour', es una mezcla de momentos románticos y de mucha energía y baile, de eso se ha tratado mi música y ahora más que nunca. En esa hora y 40 minutos haré un recorrido musical por mis casi dos décadas de carrera artística, tanto los temas que el público convirtió en éxitos años anteriores como canciones de mi nuevo disco que por primera vez interpreto en vivo. Será una montaña rusa de emociones y quiero que el público lo viva conmigo.

«Cuando grabé 'Despacito' en el estudio sabía que tenía algo bueno entre las manos»«En el mundo de la música no hay rivalidad, sino una cercanía muy fuerte entre los artistas»

-¿Qué sabe de Asturias? ¿Tienereferencias de esta tierra?

-Esta será la primera vez que viajo a Asturias y estoy emocionado de ir, porque me han contando que es una lugar espectacular, con un clima muy agradable en el verano, muy verde y con una gastronomía muy interesante. Aunque sé que el horario de la gira es súper exigente y no me permitirá quedarme más tiempo, por lo menos podré conocerla y luego regresar en un futuro con más calma.

-Está casado con una española. ¿Le ha contagiado alguna costumbre nacional?

-Por supuesto, es inevitable contagiarse, aparte que llevo muchos años visitando España y lo disfruto todo. Me encanta la comida, el vino, la pasión por el fútbol y esa filosofía de disfrutar al máximo la vida con tu familia y amigos.

-Ha conseguido que 'Despacito' sea 'la' canción en medio mundo. ¿Cuál es la fórmula secreta? ¿Se esperaba este bombazo? Y, sobre todo, ¿cómo hace uno para quitársela de la cabeza?

-Si yo tuviese la formula créeme que la hubiese usado hace muchísimo tiempo. Ojalá pudiese decirte con exactitud por qué 'Despacito' se ha convertido en este fenómeno mundial. Cuando la grabé en el estudio sí sentí que tenía algo bueno en mis manos y que tenía todos los ingredientes para que funcionara esa mezcla entre lo pop y lo urbano, pero de ahí a que se colocará número 1 a nivel internacional, en países donde no se habla español, lo veo y no me lo creo. Por supuesto que es una bendición no solo para todos los involucrados, sino para la música latina y nuestra cultura. ¿Cómo quitártela de la cabeza? ahí sí que no te puedo ayudar. Jajaja.

-¿No acaba uno un poco harto de sus propios éxitos?

-Nunca. El sueño de los artistas es que el público se conecte con nuestras canciones y que disfrute del trabajo que ponemos detrás de cada producción. Cuando llegan a ser éxitos, lo que provoca en mí es un profundo agradecimiento y nada me hace más feliz que cantar junto a ellos esos temas que, la gran mayoría del tiempo, nacen en la intimidad de mi estudio. Es un sentimiento del que jamás me cansaré.

-Qué les dice a quienes critican que la suya sea una música comercial? ¿El mundo ha sido colonizado por el reguetón?

-Al final del día, cada quien puede tener su propia opinión. Solo te puedo decir que siempre he sido un artista que no ha tenido miedo a fusionar diferentes géneros, no es la primera vez que lo hago, ni será la última. Soy fanático de la música desde el pop, salsa, reguetón, rock hasta el R&B y es imposible no experimentar con diferentes ritmos a la hora de componer mis canciones.

-¿A quién le recomendaría que vaya 'Pasito a pasito'?

-Uff, bueno a todos los que estamos trabajando duro todos los días para un mejor futuro. A veces las situaciones de la vida provocan mucho estrés y ansiedad, quizás esta frase nos recordará mantener la calma y seguir adelante hasta lograr el objetivo.

-¿Qué le parecen las versiones que se han hecho? ¿Hay alguna que le haga especial gracia o que le haya molestado?

-Me las he disfrutado muchísimo. Hay algunas que me dejan con la boca abierta por su alto nivel de producción y mientras más diferentes sean, más me gustan. No me molesta, al contrario, es un halago que se tomen el tiempo de hacer sus propias versiones de mi canción. Por supuesto las que me han conmovido y me han llegado al alma son las que protagonizan los niños que lamentablemente se encuentran padeciendo de una enfermedad y que, sin embargo, la canción les ha dado una razón por la cual sonreír y bailar. Esto no tiene precio.

-Hace poco estuvo por aquí su paisano Ricky Martin. ¿Hay mucha rivalidad (y zancadillas) entre las grandes estrellas de la canción latina?

-Para nada. Ricky es mi hermano y alguien quien ha puesto bien en alto el nombre de los latinos a nivel mundial. El siempre ha sido alguien a quien he admirado tanto en lo profesional como en lo personal. Creo que en el mundo de la música hoy en día no hay esa rivalidad, por el contrario hay una cercanía entre los artistas muy fuerte y espero que no acabe. En la unión está la fuerza.

-¿Cuál es el momento culminante de su carrera? Cantó ante el Papa y Bush. ¿Con cuál de los dos se queda? ¿En qué cree Luis Fonsi? ¿Y a qué tiene miedo?

-Siento que aún no he llegado ahí, me queda mucho por recorrer. Siempre he pensado que es un error pensar que has llegado a la cima de tu carrera, porque pierdes las ganas de seguir esforzándote en hacer lo mejor que puedes y de aprender algo nuevo todos los días. Creo que para poder lograr tus sueños debes trabajar en ellos a diario y no renunciar a la primera que te digan que no. Y sobre el miedo, no suelo enfocarme mucho en eso porque sé que es lo que muchas veces nos paraliza, pero sí estoy muy consciente de lo afortunado que soy de poder seguir trabajando en la música, que es lo que más me apasiona. Y espero que continúe por muchos años más.

-Ha sido crítico con las políticas de Trump. ¿Teme que su gestión del asunto migratorio pueda ir a peor?

-Solo puedo decir que estamos viviendo tiempos muy difíciles y realmente preocupantes, no solo en Estados Unidos sino a nivel mundial. Yo sí creo que si dejamos que las cosas continúen como van, estaremos en serios problemas. Por eso pienso que mantenerse informados es poder, no podemos simplemente cerrar los ojos si vemos algo que no nos gusta, hay que involucrarse de alguna manera y sobre todo hacer lo posible para que los derechos de cada ciudadano no sean violados por nada ni nadie.

-¿Qué música escucha en casa? ¿Cuáles son sus referentes musicales? ¿Con quién le gustaría hacer un dúo?

-Escucho de todo, desde lo más actual tanto en inglés como en español, hasta éxitos de épocas pasadas en todos los géneros. He tenido la fortuna de haber colaborado con grandes artistas, me encantaría hacer un dueto con muchos otros, como por ejemplo Katy Perry, Bruno Mars o John Mayer.

-¿Qué le queda por hacer en lo personal y en lo profesional? ¿Tiene sueños aún por cumplir?

-Me queda mucho por hacer, parece mentira, pero siento que esto apenas comienza. Este año estoy cumpliendo muchos sueños, entre ellos el poder llevar mi concierto a lugares donde nunca he estado, que mi música se escuche hasta en países donde no se hable mi idioma, conocer a nuevas personas todos los días en diferentes partes del mundo, en fin, lo que he vivido hasta ahora ha sido verdaderamente un lujo. En lo personal, me encuentro sumamente feliz con mi mujer y mis dos hijos, todos con salud, así que no creo que deba pedir más. Me siento muy bendecido.

-¿Le molesta que su vida privada ocupe páginas y páginas? ¿Qué dicen Mikaela y Rocco de que su papá sea una estrella?

-Viene con mi trabajo, no es secreto que la fama tiende a provocar eso. Trato de manejarlo lo mejor que puedo. Mi hija Mikaela ya se está enterando un poco más de lo que yo hago aunque aún no lo entienda del todo y sí, a veces me reclama que no estoy mucho en casa. Rocco tiene apenas seis meses, el está gozando. Jajaja.

-¿Qué le gusta hacer cuando se baja del escenario y nadie le ve? ¿Qué le hace olvidar sus apellidos?

-Jajaja. La percepción de la vida del artista es que todo es rock & roll, pero la realidad es que cuando estás de gira, los horarios de viajes son mortales, es decir que después del concierto, me toca bajar esa adrenalina lo más rápido posible para poder dormir un par de horas, levantarme para tomar el vuelo a las 6 de la mañana del día siguiente y cantar esa misma noche por dos horas y repetir el proceso. No voy a mentir y decir que no la pasamos bien, la pasamos de maravilla.

-Cuéntenos algún secreto. ¿La última vez que lloró (de pena o de alegría)?

-¿Algún secreto? Soy amante de las series, cuando tengo tiempo me puedo ver una en una sentada. La última vez que lloré fue en mi ultima visita a St. Jude Hospital el mes pasado, ver a tantos niños y a sus familias sufriendo por esa terrible enfermedad realmente me da mucha tristeza. Esas almas inocentes no merecen estar pasando por esto y por eso he trabajado por los últimos 9 años con St. Jude para crear conciencia sobre su misión, no puedo permitir que un niño más muera de cancer.

-¿Qué le hace exclamar eso de 'Ay, bendito'?

-Esa frase la usamos los puertorriqueños a diario y se puede usar en diferentes contextos. Puede ser como un «Oh my God», o un «ay que pena».Yo digo mucho «ay bendito» cuando suena esa alarma tempranito en la mañana y uno siente que no ha dormido nada.

-Después de este pelotazo, ¿dónde se retiraría?

-La palabra retiro no existe en mi vocabulario. Tengo muchos sueños por cumplir.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos