Dioni Martín: «En mi casa, Quini siempre fue una estrella»

Dioni Martín: «En mi casa, Quini siempre fue una estrella»

Camela actúa este viernes en el ovetense Espacio Estilo

A. VILLACORTA

Camela -ese dúo que lo mismo toca para los 'indies' del Sonorama que se disfraza de los protagonistas de 'Grease' en su último disco- regresa este viernes al ovetense Espacio Estilo, un concierto en el que los creadores de la tecno-rumba volverán a hacer feliz a su legión de seguidores. Dioni Martín (Madrid, 1970), la mitad del grupo, hijo de padre asturiano, se reencuentra además con «la tierrina», porque durante casi un año vivió en Avilés.

-En Twitter se presenta así: «Soy gitano, inculto, analfabeto, criado en chabolas, me busqué la vida en mercadillos... Ah, y también he vendido siete millones de discos».

-Eso fue en una noche de esas de arrebato que te dan porque en la viña del Señor hay de todo y, como parece que existe gente a la que le molesta que vendiésemos en mercadillos y gasolineras, por eso lo puse. Solo me faltó poner que somos un grupo de música de tómbola. Pues sí, pues también. A nosotros más de lo que nos han dicho ya no nos pueden decir (Risas).

-Qué peligro tiene internet.

-Depende del uso que cada uno le quiera dar. Por ejemplo, ayer mi mujer y yo estuvimos mirando una cama de dos metros que nos queremos comprar porque me muevo tanto que no la dejo dormir. Lo que hay que hacer ante los insultos y los bulos es no echarles cuenta.

-Usted ha usado recientemente las redes para expresar sus condolencias por la muerte de Quini.

-Sí. Porque, en mi casa, para mi padre, Quini siempre fue una estrella. Toda la vida le escuché hablar mucho de él. Y, hace unos años, empezó a hablar del 'Guaje' y a decirme: «Ese va a ser como el Quini». Y fíjate luego lo que ha sido Villa.

-¿Ante quién les gustaría cantar, los Reyes, el Papa, Rajoy...?

-(Ríe) No creo yo que en la Casa Real sean mucho de Camela, aunque nunca se sabe. La gente te sorprende. Por ejemplo, un gran seguidor nuestro es Carlos Herrera, que se declara camelero confeso.

-¿Qué le parece la que se lió con el 'Himno' de Marta Sánchez?

-A mí me pareció muy bonito, pero no entro en si debe ser la letra oficial o si tenemos que seguir con el 'lo, lo, lo, lo, lo'. Camela no haría un himno para España, pero a ella le salió del corazón por todo el tiempo que pasó fuera del país.

-Precisamente, le llovieron críticas por tributar en Miami.

-Ay, yo eso no lo sé. Nosotros pagamos los impuestos aquí religiosamente. De hecho, últimamente tuvimos unos gastos extras y el último pago del IVA lo he tenido que fraccionar y me tienen que sablear este mes y el que viene (Risas).

-Habrá quien piense que, tras 24 años de carrera, ya son ricos.

-Uy, ojalá, cielo. Pero en los primeros discos percibíamos un 3% de 'royalties'. A lo mejor, si la cosa fuese como ahora, podríamos decir: «Tengo mi casa pagada, mi garaje y mis ahorros». Pero no. Es lo mismo que las pensiones. Hay muchas veces que a mis padres no les alcanza y tenemos que estar los hijos ahí.

-Una concejala les vetó porque iban «muchos gitanos a sus conciertos». ¿Somos tan racistas?

-Vamos cambiando poco a poco. Hoy estaba viendo a Trump y pensé: «O este tío está tarado o es un racista de los pies a la cabeza». Es que no lo puedo entender.

-¿Cataluña independiente?

-Pues no. Igual que no quiero que lo sea Asturias, pero los palos que les dieron fueron una pena. A mí se me partía el corazón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos