Dixebra, aniversario en el Festival de Lorient

Xune Elipe, durante la actuación en Lorient. / ALEJO FERNÁNDEZ

En una noche fría y tormentosa, el grupo avilesino congregó en el Espace Marine a varios centenares de entusiastas devotos

ALBERTO PIQUERO LORIENT.

Treinta años lleva sobre los escenarios Dixebra, de cuyos miembros fundadores sólo permanece en la tarima -y de qué modo, incombustible, diríase que un atleta olímpico- Xune Elipe, cantante y eje del espectáculo. Así que ningún lugar mejor para celebrar la energía que albergan y la gira de aniversario que han emprendido, que el Festival Intercéltico de Lorient (FIL), donde ya se les ha recibido otras veces de manera fervorosa.

No obstante, ha de señalarse que en la noche del pasado martes, acogidos al recinto del Espace Marine, la devoción se limitó a unos centenares de espectadores. Eso, sí, un público tan encendido como el grupo avilesino, de predominio juvenil, volcado y entusiasta, con la bandera de Asturias ondeando y bailando. La noche fría y tormentosa, además de la infinita oferta que se congrega alrededor del festival, rebajó algunas expectativas.

Pero Dixebra se caracteriza por luchar contra los elementos. Y puso el cuerpo y el alma reivindicativa en el empeño, desde 'Asturalia' -«¡Queremos ser una isla»!- a 'Mundu traidor', pasando por la apelación militante de 'Nun llores' o la demolición irónica de 'Banqueru', sin olvido de 'La danza', ocasión para reclamar de nuevola oficialidad de la llingua asturiana.

No tuvieron tampoco mala compañía en el escenario, donde se subieron para acompañarles Javier Tejedor al acordeón y José Manuel Tejedor (que hoy tiene velada de homenaje a Gordon Duncan) en la gaita. Y el cantante de Fe de Ratas, Maxi. También la bagad de Lorient -gaitas y bombardas- se sumó a este derroche musical que unió el rock, el rap, las letras incendiarias en asturiano y un caudal de adrenalina rítmica a la manera en la que solo ellos saben hacerlo. Triunfaron contra los elementos.

Fotos

Vídeos