Franco Fagioli abre la Primavera Barroca con un concierto basado en Haendel

El contratenor argentino Franco Fagioli. /  E. C.
El contratenor argentino Franco Fagioli. / E. C.

El contratenor argentino actuará en Oviedo acompañado del conjunto Il pomo d'oro

RAMÓN AVELLO GIJÓN.

Adelantándose varios días a la estación, el contratenor argentino Franco Fagioli acompañado del conjunto Il pomo d'oro, inaugura hoy, a las 20 horas en la Sala de Cámara del Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo la V Primavera Barroca, ciclo de recitales y conciertos que organiza el Centro Nacional de Difusión Musical con la colaboración del Ayuntamiento de Oviedo. En el programa de esta tarde, arias y sonatas de Haendel, grabadas recientemente por estos intérpretes con la Deutsche Grammophon.

No solamente la vida, sino también la posteridad ha tratado muy bien a Haendel. Comenta Christopher Hogwood en su biografía sobre el músico que para sus coetáneos fue el compositor más famoso; para la generación siguiente, la de Mozart y Beethoven, fue un modelo. A pesar de haber sido tan conocido e interpretado, una de las facetas más importantes de Haendel como es su labor operística se ha redescubierto en los últimos cuarenta años. Hoy en día, se valora tanto a Haendel por sus óperas como por sus oratorios y conciertos. Y dentro del campo operístico, la riqueza, la variedad, la expresión y el virtuosismo de sus arias, compuestas para 'castrati' como Senesino, Caffareli o Farinelli, ocupan un lugar central en la historia de la música.

Además de ser uno de los grandes contratenores del mundo, Franco Fagioli es, por extensión de la tesitura -tres octavas-, agilidad y sutileza, un excepcional intérprete de las arias de Haendel. Para el concierto de hoy, Fagioli ha seleccionado diez arias de siete óperas, lo que confiere al recital una gran variedad de caracteres. Entre las que interpretará el contratenor argentino figuran en el programa el aria de la ópera 'Oreste', 'Agitato da fiere tempesta', en el que identifica las zozobras y tormentos del alma con la tempestad marina; de la ópera 'Rinaldo', el lamento 'Cara sposa, amante cara', seguida del aria de bravura 'Venti, turbini, prestate'; de la ópera 'Alcina', el aria de delicado lirismo que canta Ruggiero 'Mi lusinga il dolce affetto', o el virtuosismo extremado del aria 'Crude furie degli orridi abissi', de la ópera 'Xerxes'. El concierto se completa con la 'Sinfonía en si mayor, para fagot, cuerda y continuo', HWC 338, la 'Sonata a cuatro en sol mayor', Op.5, N.º 4 y la 'Sonata a trío en sol menor', Op. 2, n.º 5.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos