'La Malquerida', en el Campoamor

El estreno de la zarzuela de Manuel Penella será a las ocho de la tarde. /  ALFONSO PÉREZ
El estreno de la zarzuela de Manuel Penella será a las ocho de la tarde. / ALFONSO PÉREZ

La obra, con libreto del propio compositor, tuvo gran éxito en su presentación y acabó convertida en película La zarzuela de Manuel Penella sobre el drama de Benavente se estrena esta tarde

RAMÓN AVELLO OVIEDO.

La obra musical de Manuel Penella (Valencia, 1880-Cuernavaca, México, 1939) es como un iceberg en el que la parte conocida, la visible, constituye un quinto de la obra sumergida y por descubrir. Penella, un compositor de una finísima intuición musical, fue autor de uno de los pasodobles más afamados escritos para la cupletista valenciana Concha Piquer, 'En tierra extraña', un genial «pasodoble dentro del pasodoble», en el que se homenajea al famoso 'Suspiros de España', de Juan Antonio Álvarez. Como operista, Penella compuso una de las pocas óperas españolas internacionales, 'El gato montés', quintaesencia del pasodoble taurino por antonomasia. También fue Penella autor de una zarzuela encantadora, 'Don Gil de Alcalá', representada hace dos temporadas en el Campoamor, y de la que se ha popularizado la bellísima habanera que comienza 'Todas las mañanitas viene la Aurora'. Bajo esta parte visible, existe mucho talento en la obra olvidada de Penella, como por ejemplo 'La malquerida'. Sobre el drama extremadamente crudo de Jacinto Benavente, Penella compuso una zarzuela rural, en la línea de la estética verista, cercana a la zarzuela regionalista de la primera mitad del siglo XX. 'La malquerida' se estrenó en 1935, con libreto del propio Penella, refrendado por Benavente. De su propia cosecha, Penella introduce la pareja cómica, un convencionalismo propio de la zarzuela, y los coros; en los otros aspectos sigue, hasta en los nombres de los protagonistas, el drama benaventiano. El éxito inicial de la zarzuela se quebró con la guerra civil. En 1936, Penella abandona con sus papeles España y se instala primero en Argentina y luego en México. En esta nación fallece en 1939, mientras dirigía la versión musical para la película 'El capitán aventurero', inspirada en 'Don Gil de Alcalá'.

También en México, bajo la dirección de Emilio Fernández 'El Indio' -se dice que la cara y el cuerpo de este director de cine son el modelo de la estatuilla de los Oscar de la Academia de Hollywood-, se rodó en 1957 'La malquerida', una obra bien conocida en Iberoamérica.

Coproducida por los Teatros del Canal, de Madrid, y el Palau de las Arts Reina Sofía, de Valencia, se representará el jueves 12 y el sábado 14, a las 20 horas, por primera vez en el Teatro Campoamor, 'La malquerida', de Penella. El director de escena Emilio López, traslada, con buen tino, la acción a México, aunando así el escenario final de la vida de Penella con la figura del director mexicano Emilio Fernández, 'El Indio'. Bajo la dirección musical de Manuel Coves al frente de Oviedo Filarmonía y la Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo, y la dirección escénica de Emilio López, estará protagonizada por la mezzo Cristina Faus, en el papel de Raimunda, el barítono Cesar San Martín, como Esteban, el tenor gijonés Alejandro Roy en el papel de Norberto, la soprano Sonia de Munck como Acacia, Juanma Cifuentes como Rufino, Sandra Ferrández en el papel de Benito, José Antonio Lobato como El Rubio, María Garralón como Juliana y Yolanda Secades, en el papel de Milagros, y el Mariachi Hispanoamérica, que dará el color local.

De triangulo a «cuadrilátero»

'La malquerida' es un drama crudo que bordea una situación incestuosa en una sociedad cerradamente rural. Raimunda (Cristina Faus), mujer viuda y madre de Acacia, para salvaguardar su hacienda se casa con Esteban, un labrador acomodado. Esteban se va a mostrar como un hombre celoso no de su mujer, sino de su hijastra, por la que siente una soterrada pasión, por la que amenaza, instiga e incluso manda asesinar a quien la pretenda. Como dice la copla: «El que quiera a la del Soto / tie pena de la vida / por quererla quien la quiere / la llaman La malquerida». Norberto (Alejandro Roy), primer novio de Acacia, y al que se le acusa del asesinato de Faustino, la persona con la que Acacia se va casar, pone las cartas boca arriba en un drama de amores cruzados.

El oficio musical de Penella se refleja en una partitura muy cuidada, con catorce números musicales, muy variados. Al igual que en 'La Dolores', de Bretón, la melodía de la copla sobre 'La malquerida' posee carácter de 'leitmotiv', que se repite y reitera para acentuar el origen y la raíz del drama. Además del 'leitmotiv', la orquesta juega un papel dramático principal, subrayando los hablados, y, especialmente, en el 'Momento musical sin palabras', en el que expresa el vértigo de la atracción entre Esteban y Acacia.

Vocalmente, la figura señera de 'La malquerida' es Raimunda, la mujer de Esteban y madre de Acacia, con varios momentos estelares, como la plegaria 'Dame fuerzas, Virgen Santa' o su gran dúo con Esteban 'No llores más'. El papel de Norberto, se resalta con la romanza 'Otra vez en nuestra casa'. La figura de Esteban, muy importante dramáticamente, se enriquece en esta representación con un préstamo de otra obra de Penella, la romanza 'A verla voy', de la zarzuela Curro Gallardo. Finalmente, el coro, la voz del pueblo, posee una transcendental importancia dramática y musical, concertando con los solistas y con cuidadas y breves páginas corales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos