Marisa Valle Roso llena la Laboral de cómplices

La cantante Marisa Valle Roso celebró su cumpleaños en Gijón. / JOAQUÍN PAÑEDA
La cantante Marisa Valle Roso celebró su cumpleaños en Gijón. / JOAQUÍN PAÑEDA

Rozalén, su hermano Fernando, panderetas y gaitas acompañaron a la cantante durante su concierto de Gijón

P. A. MARÍN ESTRADA GIJÓN.

La belleza de la voz de Marisa Valle Roso estremece. Lo dijo el escritor Fulgencio Argüelles y basta escuchar su último disco, 'Consciente', para comprobarlo y sorprenderse de las fronteras sin límite en las que le gusta explorar a esa voz. Pero donde más estremece la belleza y el talento de la cantante langreana es en sus directos. Hace poco más de un mes conquistaba al público de Madrid presentando su álbum en el Teatro Lara y ayer tenía cita en Gijón para reencontrarse con los de casa en un Teatro de la Laboral que llenó de espectadores y sobre todo de emoción desde la primera hasta la última pieza.

Rodeada de amigos y cómplices: Rozalén, su hermano Fernando, la Banda de Gaites Villa de Xixón y un ejército de pandereteras (80 nada menos) arropando a las de Fitoria, fue desgranando uno a uno los temas de su nuevo disco y regalando en la parte final algunas joyas ya clásicas de su repertorio más tradicional. Comenzó seduciendo desde la intimidad de 'Nos da igual' y el 'Drume negrita', de Mercedes Sosa para respigarnos la piel y el corazón con el tributo a otra grande, Chavela y 'Macorina'. Otro breve remanso íntimo en 'Díes cansaos', de Pablo Carrera y vuelta a la cumbre del respigu con 'Cómplices' (acompañada de la banda de gaites) y 'La Planta 14', de otro cómplice en su disco, Víctor Manuel.

Y en familia quiso seguir llamando a interpretar con ella 'Somos parte de la gente' a su hermano Fernando Valle Roso; y nueva vuelta de tuerca a la emoción con 'Lela', la estudiantina con alma de fado que escribió el gallego Castelao y que la langreana ilumina de personal 'saudade'.

El de ayer era un día especial para Marisa, no solo por el concierto con el que cerraba un año que había comenzado en el escenario de la Laboral, también cumplía años (30) y por eso el desfile de cómplices y regalos seguiría: Víctor en su canción 'Tanto como yo te quise', escrita especialmente para el disco, y Rozalén en propia presencia, compartiendo con su «amiga asturiana» el tema que ambas grabaron en el álbum 'Ser como soy'. También perlas indispensables de su repertorio, como 'La Llorona', que interpretó con Rozalén. Directo al corazón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos