Música y letras sin fecha de caducidad que seducen a todas las generaciones

Concierto de Fito en Gijón: Música y letras sin fecha de caducidad que seducen a todas las generaciones
El público también agotó las entradas para la primera noche de Fito en Gijón. / D. ARIENZA

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

La música de Adolfo Cabrales llega a todas las generaciones. A Santiago Navarro, sus padres le pusieron un disco de éxitos del artista cuando llegaron de México. Tararea los versos de 'Acabo de llegar' y asegura que «desde el primer momento me gustó muchísimo». Tanto, que el concierto de ayer fue el regalo de su décimo cumpleaños.

¿Son las letras o el ritmo rockero lo que engancha al público, siempre fiel, de Fito? Para el leonés Jaime Oría Rubio y su mujer, es su carácter: «Es totalmente diferente». Ambos son aficionados al vasco «desde siempre» y siguen sus potentes directos «allá donde podemos. Desde que me 'enganché' gracias a mi mujer hemos estado en Pamplona, Ponferrada, Valladolid...y ahora aquí, en Asturias».

Más información

También de León, Ariana González heredó de su padre la afición por el autor de 'Soldadito marinero' o su favorita, 'Rojitas las orejas'. «Me lo ponía cuando era Platero y desde entonces no he dejado de escucharlo. Sus letras son impresionantes». Pero quienes ya han visto a Fito en plena actuación destacan la destreza sobre el escenario de toda la banda. «Si él es bueno, el bajista, el batería y los demás no se quedan atrás», aseguran.

Fito salvaguarda para algunos el viejo espíritu rockero. «Es una música poco comercial que ya no se hace, asegura Daniel Fernández, que escucha los discos del ex de Platero desde que tenía 12 años. «Es mi músico favorito», agrega. Un sentimiento que volverá a palparse esta noche en el Palacio de los Deportes.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos