Pixies, Franz Ferdinand y Mando Diao, estrellas del Low Festival

Concierto de Pixies en Suiza.
Concierto de Pixies en Suiza. / Martial Trezzin (Efe)

Los jóvenes amantes del rock y del 'indie' peregrinan en verano a Benidorm

VÍCTOR GODED

Los festivales musicales son el punto de encuentro idóneo para artistas y público. Para quienes se suben al escenario porque es una opción eficiente de tocar en directo ante miles de personas y, obviamente, ingresar dinero. Para los que están abajo, porque les posibilita disfrutar de varias bandas a la vez por un precio asequible para el bolsillo.

Esto explica que durante la época de crisis hayan surgido tantos eventos de este tipo en cualquier parte de la Península. Algunos no han podido sobrevivir, otros se mantienen desde el siglo pasado (como el FIB o Sonorama) e incluso una ciudad tan potente económicamente como Madrid está empezando a apostar fuerte con el Mad Cool o el Download. Sin embargo, a pesar de la competencia, siempre hay un lugar al que los jóvenes amantes del rock y del 'indie' peregrinan en verano. Es el Low Festival.

El polideportivo Guillermo Amor de Benidorm volverá a ser del 28 al 30 de julio el centro neurálgico de la música nacional e internacional. El cartel vuelve a superarse para satisfacer prácticamente todos los gustos. El órdago se lanza con los Pixies en su único concierto por España. La excusa del grupo de Boston es presentar su último trabajo, ‘Head Carrier’, pero será un buen momento para compartir clásicos como ‘Where is my mind?’, ‘Here comes your man’, ‘Wave of Mutilation’ o ‘Monkey Gone to Heaven’.

Frank Ferdinand es el principal reclamo para la noche del sábado. Los escoceses llevan sin pisar España desde 2013, precisamente el año de la publicación de su último disco. Aunque su currículum no se haya actualizado, siempre se puede saltar al ritmo de ‘Take Me Out’, ‘Do You Want To’ o ‘No You Girls’.

Para la noche del domingo se ha reservado un lugar especial a Mando Diao, la banda sueca que ya fue cabeza de cartel allá por 2011. Desde entonces han parido ‘Infruset’ –el séptimo álbum más vendido en la historia de su país–, ‘Aelita’ y el más reciente, ‘Good Times’. Que los nostálgicos estén tranquilos porque seguro que hay un hueco en la 'setlist' para ‘Dance with Somebody’, ‘You can’t steal my love’ o ‘Gloria’. De los visitantes foráneos también destacan Nada Surf, The Hives, FM Belfast y !!! (Chk Chk Chk).

Y si la oferta de importación es de calidad, no se puede menospreciar el producto propio. La primera jornada estará representada por La Casa Azul, Dorian, L.A., Corizonas o Varra Brava, para dar paso durante el segundo asalto a Sidonie, Los Punsetes, Neuman, Delorean, McEnroe o Viva Suecia. En el tercer y último acto, Fangoria, El columpio asesino, Anni B Sweet, Xoel López y Triángulo de Amor Bizarro llevarán el sello ‘made in Spain’.

Para los que no se quieren perder absolutamente nada, una fiesta de presentación dará la bienvenida a los primeros ‘lowers’ con los propios !!! (Chk Chk Chk), Miss Caffeina, Rusos Blancos y Miss Deep’in como maestros de ceremonia.

Cómodas instalaciones

Uno de los puntos fuertes del Low Festival es su comodidad. Tiene como máxima evitar las aglomeraciones, por lo que limitan el número de tickets a la venta para que los asistentes se sientan confortables. Dispone de zonas verdes, de relax, aseos sin colas, taquillas, dos piscinas, puntos para cargar tu móvil, amplias gradas para disfrutar de los conciertos sentados… La misma política se aplica a los puestos de restauración, con una variedad propia de un restaurante estrellas Michelin: comida internacional, vegana, para celíacos...

Desde la edición de 2012, los organizadores, con la colaboración y asesoramiento de Universo Vivo, están desarrollando medidas para disminuir su impacto en el entorno. Por ello, hace cinco veranos recibieron el prestigioso certificado internacional Industry Green (Julie’s Bicycle) en agradecimiento a sus innovadoras acciones. Entre estas destacan un plan de movilidad para reducir al mínimo los viajes (promoción de los viajes en grupo, fomentar el transporte público, etc.), uso de vasos reutilizables en el interior o inculcar a los trabajadores que respeten las normas de sostenibilidad.

Como todo hay una buena y una mala noticia. La buena es que aún quedan abonos a la venta por 75 euros. La mala es que apenas hay 1.000.

Fotos

Vídeos