Revólver renace en el Niemeyer

Revólver renace en el Niemeyer
Carlos Goñi, durante su concierto en Avilés. / PATRICIA BREGÓN

Carlos Goñi ofreció anoche en Avilés un concierto apoteósico, estrenando la gira que conmemora los 25 años de 'Básico'

ALBERTO PIQUERO AVILÉS.

Un cuarto de siglo ha transcurrido ya desde que el disco de un concierto acústico grabado en directo pusiera a Carlos Goñi y Revólver en la vanguardia musical española. Llevó por título el de 'Básico' y se vendieron más de 250.000 copias. La fecha de la conmemoración será en marzo, pero la celebración, estrenando gira, comenzó ayer en el Auditorio del Centro Niemeyer, repleto hasta la bandera.

Se reprodujeron para deleite general casi todos los temas que constituyeron aquella gloriosa grabación. Y este artista al que lo único que le prohíbe su religión es el aburrimiento, ha dotado con nuevas orillas las legendarias canciones, bordando costuras inéditas que, sin embargo, no desdibujaron su sello y línea originales sino que los enriquecieron. Es cierto que en 'Básico', hace veinticinco años, sonaban y se sumaban el piano, el acordeón o el saxo, y que en este caso se prescindió de tales complementos; pero igual de verdadero es que su ausencia no se advirtió, que las guitarras de Goñi, junto a un batería y un bajista que a partir de la quinta canción, 'El mejor caminar', cumplieron de manera eficiente su papel sobre el escenario. Por supuesto, alrededor de la intransferible voz del cantante, que empezó el concierto en solitario haciéndose cómplice del público con 'Tu canción'.

No se sabe en qué forma lo consigue, pero una vez más logró que cada verso de métrica endiablada respirara y transpirara (secundado por el coro inermitente del público), que desplegara sentimientos plenos y naturales, tanto en las piezas más rítmicas como en las melódicas. Predominó también otra marca de la casa, una atmósfera musical envolvente, seductora, que invita al movimiento al compás por puro reflejo, incorporando numerosas creaciones de otros discos que han jalonado su trayectoria. Como invitado de lujo, el músico asturiano José Manuel Tejedor, que se sumó a la fiesta con 'Calle Mayor'. Aplausos constantes para el líder de Revólver.

El público llenó el auditorio del Niemeyer.
El público llenó el auditorio del Niemeyer. / Patricia Bregón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos