Sabina 'lo negará todo' ante 6.000 personas

Joaquín Sabina en la gira ‘Lo niego todo’./
Joaquín Sabina en la gira ‘Lo niego todo’.

El cantautor regresa esta noche a Gijón con un concierto en la plaza de la Laboral a las 22 horas

P. PARACUELLOS

Dos años después de su último concierto en el Palacio de Deportes, Joaquín Sabina vuelve a Gijón con su gira 'Lo niego todo'. El enclave escogido para el recital es la plaza de la Laboral que reunirá a las más de 6.000 personas que ya han adquirido su entrada. Al margen de un graderío situado en la parte trasera -cuyas entradas ya se han agotado- el resto del público estará de pie, siendo este el único concierto de la gira en el que el grueso de los espectadores no estarán sentados.

El cantautor de Úbeda está girando por toda España con un escenario que está compuesto por varias pantallas LED de grandes dimensiones en las que se proyectarán imágenes a lo largo de la actuación. Esta puesta en escena hará las veces de hilo conductor del espectáculo y de apoyo para las canciones. Una silla en medio del escenario en la que pueda reposar y justo al lado un vaso con algo de beber es todo lo que Sabina necesita para cantar -y en ocasiones tocar la guitarra- a lo largo de las dos horas estimadas de concierto. La música no parará y, como mucho, el poeta del bombín le cederá el micrófono en un par de canciones a los músicos que le acompañan mientras él descansa su voz rota y, paradójicamente, se fuma un cigarrillo. Los artistas que actúan con Sabina en esta gira son Pancho Varona, guitarrista y mano derecha del de Úbeda; Mara Barros, corista; Antonio García de Diego, a las teclas y a las seis cuerdas; Laura Gómez Palma, bajista -y poeta-; Jaime Asúa, también al bajo; Josemi Sagaste tocará el saxofón y los teclados; y Pedro Barceló, el encargado de hacer sonar la percusión.

El concierto, aunque oficialmente empezará a las 22 horas tras sonar una versión de 'Y nos dieron las diez' por los altavoces del escenario, abrirá sus puertas a las 20.30. Aunque varias horas antes algunos de los fans más fieles de Sabina ya estarán por las inmediaciones de la Laboral esperando pillar sitio en la ansiadísima primera fila, como José Luis Llada, 'El sabinero de Gijón'.El concierto arrancará con los nuevos temas de su último disco, como la homónima 'Lo niego todo'. El propio Sabina reconoció en una entrevista concedida a EL COMERCIO que está inaugurando todos los concuiertos de esta gira con canciones de este álbum producido por Leiva.

Sabina lleva tocando en Gijón desde sus primeros años como artista. Es una ciudad a la que asegura que tiene mucho aprecio y con la que comparte historia. Fue en el año 2005, en el teatro Jovellanos cuando tuvo ese desafortunado gatillazo que le hizo perder su voz a la sexta canción. En el año 2006, en el Palacio de Deportes, el cantautor se arrodilló ante el público. Un gesto redentor único en la carrera de Sabina, que desde entonces desea actuar en Gijón para ver si su gente sigue ahí para verle.

En contexto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos