Secretos de familia y juego de apariencias

Los protagonistas de la obra, en el Jovellanos.
Los protagonistas de la obra, en el Jovellanos. / DAMIÁN ARIENZA

'La vida secreta de mamá', de Concha Rodríguez, dirigida por Sergio Gayol, inauguró verano en el Jovellanos

ALBERTO PIQUERO GIJÓN.

En la tarde de ayer se subió el telón teatral en el Jovellanos, inaugurando la programación que lleva como rótulo el de 'Humor de verano', poniendo en escena la obra de Concha Rodríguez que lleva titulada 'La vida secreta de mamá', obra ganadora del X Premio El Espectáculo Teatral, que concede Ediciones Irreverentes. La autora extremeña, una de las más prolíficas del panorama escénico y también actriz en esta función, encomendada a la dirección del asturiano Sergio Gayol, ha escrito un texto de trazo aparentemente ligero que, en realidad, trasladó a la tarima una severa crítica social contra el juego de las apariencias, bien resuelta por un elenco entre el que cabe señalar la presencia de tres intérpretes de nuestra tierra, Sandro Cordero, Ángela Tomé y Carmela Romero, que lograron llenar el patio de butacas.

La historia remitió a esos secretos de familia en los que importa más el fingimiento de la felicidad que las crudas verdades que se esconden, mezclando risas y vinagre en torno a un matrimonio, sus hijos distantes y un yerno particular que se cruza en la biografía de los suegros. Humor y una proporción de ácido cítrico que exprimen un punto de vista feminista en una pieza que recibió grandes aplausos del público -en varias ocasiones interrupieron las palmadas a los actores-.

Fotos

Vídeos