«Seguimos estando tan locos como hace veinte años»

'Grasshopper' y Jonathan Donahue, de Mercury Rev. / E. C.
'Grasshopper' y Jonathan Donahue, de Mercury Rev. / E. C.

'Grasshopper' Guitarrista de Mercury RevEl músico américano abre hoy el Gijón Sound Festival junto a Jonathan Donahue en el que es el único concierto de su gira en España

MANOLO D. ABAD GIJÓN.

La banda norteamericana de rock Mercury Rev ofrece esta noche en Gijón (Sala Albéniz, 22 horas) un concierto de su gira de celebración del vigésimo aniversario de una de sus cumbres musicales 'Deserter's Song', su cuarto álbum, dentro de la programación del Gijón Sound Festival, del que son, sin duda, uno de sus platos fuertes. Es su único concierto de la gira en España, aunque ayer confirmaban en conversación telefónica con EL COMERCIO que volverán a nuestro país en septiembre. Formados a finales de los 80 en Buffalo (Estados Unidos), la banda ha tenido más relevancia en Europa que en su propio país. Tras unos primeros pasos centrados en el rock psicodélico y experimental giran, tras su segundo trabajo 'Boces' (1993) y la marcha del cantante David Baker, a una propuesta más asequible donde amalgaman una paleta estilística más amplia que les sitúa como uno de los grandes valores de la escena indie-alternativa. 'Deserter's song' (1998) es su cima creativa. Hablamos con su guitarrista y fundador, Sean Thomas Mackowiak (Dundirk, Nueva York, 1967), más conocido como 'Grasshopper', el saltamontes.

-Esta gira nace para celebrar el 20 aniversario de 'Deserter's song'. ¿Qué recuerdan de aquellos momentos en los que grabaron el disco, cuando casi se separa el grupo?

-Eran unos días muy locos, todo iba muy rápido, éramos más jóvenes y estabamos dentro de una espiral que para nosotros era complicada de entender. Finalmente conseguimos seguir adelante.

-¿Fue la amistad entre ustedes lo que salvó a la banda a pesar de las diferencias?

-Seguramente. Conseguimos superarlo y, ya ves, 20 años después aquí estamos, con la misma intención, la de hacer música. El amor siempre consigue imponerse a las dificultades.

-Mañana abren en Asturias el Gijón Sound Festival, en formato acústico. ¿Qué diferencias vamos a encontrar sobre el disco original?

-Será una cosa mucho más íntima, yo con Jonathan Donahue sobre el escenario, sin la fuerza de la batería, pero con el mismo espíritu y la misma fuerza de cuando escribimos esas canciones.

-En alguna ocasión han dicho que sufrían en el estudio, que estaban más cómodos sobre el escenario. ¿Les sigue sucediendo lo mismo?

-El escenario es para nosotros lo más importante, como banda nos encanta tocar, enseñar lo que hacemos a la gente, pero todo eso ha cambiado mucho. Ahora tengo el estudio de grabación en mi propia casa y hacemos las cosas a otro ritmo, el nuestro. Nos lo pasamos muy bien grabando también.

-También ha evolucionado su música, quizás por vertientes más pausadas, más asequibles. ¿Ya no están tan locos como me decía al principio?

-Tenemos mucha más experiencia y la música ha evolucionado con nosotros, pero lo cierto es que estamos tan locos como siempre. En eso no hemos cambiado. (Risas).

-El de mañana (por hoy) es su único concierto en España. ¿Algún mensaje para sus fans?

-Siempre que tocamos en España el público es increíble, esperamos que disfruten en el concierto tanto como lo haremos nosotros. Y a los que no puedan venir, que no se preocupen, que volveremos en septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos