«Sidonie es una historia de amor entre los tres»

De izquierda a derecha, Jesús Senra, Marc Ros y Axel Pi, componentes del grupo catalán 'Sidonie'. / E. C.
De izquierda a derecha, Jesús Senra, Marc Ros y Axel Pi, componentes del grupo catalán 'Sidonie'. / E. C.

El grupo catalán inicia en Gijón una gira de celebración de sus 20 años en los escenarios en la que tocarán sus mejores canciones

J. L. GONZÁLEZ GIJÓN.

Un estudiante de Medicina, un trabajador de una óptica y un teleoperador que hacía encuestas decidieron hace veinte años apostarlo todo por la música, una jugada maestra que ha llevado a Sidonie a convertirse en uno de los grupos más relevantes de la escena española. El grupo catalán ha decidido que 2018 se convierta en una gira por los locales de sus inicios en la que tocarán sus canciones más exitosas de estas últimas décadas, un recorrido que comenzará esta noche en la sala Albéniz de Gijón. «Serán conciertos muy especiales. La idea es que la gente vuelva a escuchar las canciones del pasado», explica Axel Pi, batería del grupo. Hacer una gira por sus veinte años y echar la vista atrás van de la mano. «Aún estamos asumiendo los tres que es un milagro seguir como grupo. Esta es una historia de amor entre los tres», reconoce Axel Pi.

Una historia de éxito apoyada en el esfuerzo, la dedicación y la «arrogancia bien entendida, que nos ayudó a sacar la cabeza. A medida que crecimos nos dimos cuenta de las dificultades que hay en este país y eso nos hace pensar que somos muy afortunados. Hemos trabajado mucho y tras veinte años estamos en lo mejor de nuestra carrera». En ese proceso de mejora han influido otras bandas, con las que no han faltado las polémicas. «Pasó lo mismo que en los sesenta, que había tal locura de grupos con talento que por un lado era contraproducente por la competencia, pero que impulsó la creatividad. Ahora hay muy buena sintonía y hacemos colaboraciones», explica Axel Pi, que percibe en la escena actual grupos con la misma hambre y ganas que ellos tenían cuando comenzaron. «Lo veo constantemente en los festivales. Hay músicos con mucha energía, ganas y profesionalidad. No me gusta dejar a nadie fuera, pero destacaría a Supersubmarina. La primera vez que los vimos nos dimos cuenta de que eran unos bestias». Durante estos años han sabido disfrutar de su profesión y de todo lo que la rodea. «Éramos más ingenuos, lo cual fue muy divertido, con esas ganas de devorar la noche en todos los sentidos, disfrutar de la vida del rock and roll». Con los años, esa vida se toma de otra manera. «Todo lo bueno se paga y uno se da cuenta de lo peligroso que es coquetear con todo lo relacionado con la noche», reconoce

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos