Tamara llena, pero los de casa también

Tamara, durante su concierto en la plaza Mayor. :: CITOULA
Tamara, durante su concierto en la plaza Mayor. :: CITOULA

La cantante sevillana cantó por la noche sus éxitos de siempre en una plaza Mayor a rebosar, que a mediodía acogió a Son del Carmen y Los Desiempre

LAURA SAIZ

Tamara pertenece a un linaje de artistas. Nieta del cantaor de flamenco Rafael Farina y de la bailaora Fernanda Romero, nadie dudaba de que a esta niña le salía el arte por los cuatro costados en su debut, hace ya más de veinte años. Desde entonces, ha tenido una larga carrera profesional con sus más y sus menos, como todos, lo que no quita para estar considerada como una gran artista del panorama musical español y latinoamericano.

Tamara ha arrasado con sus interpretaciones de los grandes boleros de la historia, como 'Si nos dejan', una de las canciones que dejó para los bises en la actuación que ofreció anoche en el escenario de la plaza Mayor de Gijón, y 'Cada día', que cantó al final del concierto. Sin embargo, la cantante es muy consciente de que los éxitos y los estilos musicales cambian con los años y así lo ha demostrado en más de una ocasión. Sus nuevos temas son mucho más pop, eso sí, añadiéndoles un toque personal al fusionarlos con letras más propias de las rancheras que del género propiamente dicho. El amor y el desamor, la traición y los sentimientos que afloran según avanza la vida son los temas más recurrentes de las canciones de su nuevo álbum, 'Lo que calla el alma'.

Ayer, quedó claro que el público de la cantante es más bien maduro. El que llenó hasta los topes la plaza Mayor estaba completamente entregado. Empezó a aplaudir cuando presentaron a la artista y no dejó de hacerlo hasta que esta hizo acto de aparición con un vestido de lentejuelas, empezando a cantar con ella ' Quién tuvo la culpa', con la que inició el concierto, y 'Si tú quisieras', quien la continuó. Desde abajo, le gritaban «¡guapa!» y ella, sobre las tablas, agradecía los aplausos y la entrega: «Buenas noches, ¿qué tal? ¿cómo estamos? Mucho gusto conoceros a todos, ¿ganas del concierto?», preguntó la artista, que continuó cantando 'Tómame o déjame', 'Te amaré' y 'Celos'.

Antes que Tamara, a mediodía, los encargados de llenar de música y buen rollo la plaza Mayor fueron los gijoneses Son del Carmen y Los Desiempre. Los primeros deleitaron al son de los ritmos cubanos y con las canciones de toda la vida; los segundos, también tiraron de clásicos e interpretaron alguna cumbia. Si bien, volvieron a triunfar con el 'pelotazo' musical playu, con sus 'Muiles en el Piles', al ritmo de la famosísima 'Proud Mary'. La plaza estaba también prácticamente llena. Da igual si es producto de casa o no.

Fotos

Vídeos