«Los poemas no son para el móvil: hay que tocarlos»

Miguel Gane./
Miguel Gane.

Nacido en Rumanía y destacado miembro de la nueva generación de poetas, Miguel Gane publica su segundo libro, 'Ahora que ya bailas'

A. SOTO MADRID.

En las marchas feministas del 8 de marzo, 'Calladita no estás más guapa' era uno de los ingeniosos y reivindicativos lemas que aparecían en las pancartas y que coreaban los manifestantes. La frase es el inicio de un poema («No, calladita no estás más guapa. Tú eres preciosa cuando luchas, cuando peleas por lo tuyo, cuando no callas y tus palabras muerden») y su autor se llama Miguel Gane, miembro destacado de una nueva y vibrante generación de poetas a la que nadie aún ha puesto nombre. Dentro de ese grupo, Gane tiene una historia diferente. Nació en Rumanía en 1993 y llegó a Leganés (Madrid) con nueve años. Sin hablar «ni papa» de español, cuenta, empezó a estudiarlo con un profesor particular poeta aficionado que le enseñó con versos los secretos del idioma.

A través de un blog comenzó a publicar sus versos y pronto llegó su primer poema viral, 'Madrid es ella', y luego 'Después mañana', 'Ella sonríe el 14 de febrero' y muchos otros. Fue entonces cuando la editorial Verso&Cuento le echó la red y publicó su primer libro, 'Con tal de verte volar', que fue número en ventas de poesía durante meses y llegó a las 14 ediciones. Gane repite con Verso&Cuento en su segunda obra, 'Ahora que ya bailas', recién publicada, en la que da un paso más y deconstruye el amor clásico para liberarlo del machismo. «Los poemas no son para el móvil, hay que tocarlos», dice este poeta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos