El Chao Samartín, en «estado de ruina inminente»

María García, Genaro Alonso, Javier Fernández , Eustaquio Revilla, y Vicente Domínguez, en el Chao Samartín.
María García, Genaro Alonso, Javier Fernández , Eustaquio Revilla, y Vicente Domínguez, en el Chao Samartín. / DAMIÁN ARIENZA

El coste de las obras de emergencia asciende a 740.000 euros con cargo al 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, de los que el Gobierno regional aportará 111.000

JESSICA M. PUGA GRANDAS DE SALIME.

El Chao Samartín necesita mejoras. El paso del tiempo y las excavaciones han hecho mella en el yacimiento y hay que invertir en su recuperación y consolidación. Así lo ve el alcalde de Grandas de Salime, Eustaquio Revilla, y así se lo transmitió, personalmente, al presidente del Principado. Quería el apoyo regional para acudir al Gobierno central en busca de una subvención de 740.000 euros. La petición se aceptó y terminó con una oferta: que Javier Fernández fuera a visitar el asentamiento humano que se remonta a finales de la Edad de Bronce para ser testigo en primera persona de la situación actual. La promesa no se tardó en cumplir y ayer mismo acudió al yacimiento acompañado por el consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, y el viceconsejero Vicente Domínguez.

«El Chao Samartín es una joya del patrimonio arqueológico asturiano de primer orden», aseguró Fernández, quien confirmó el compromiso del Gobierno del Principado con el Ayuntamiento de Grandas de Salime de acceder, a través de la Dirección General de Patrimonio, a la convocatoria del Ministerio de Fomento para financiar proyectos con cargo al 1,5% Cultural.

Por este acuerdo, el Principado se compromete a abonar el 15% del total solicitado, es decir, unos 111.000 euros, y espera que el Gobierno central acepte su proyecto y se comprometa a abonar el resto. «Un proyecto que son dos en realidad», matizó Fernández, pues la partida, de confirmarse, se destinaría, en primer lugar, a obras de emergencia en las estructuras del castro que amenazan «con ruina inminente» -unos 285.000 euros- y, en segundo, a proyectos de consolidación, en los que se invertirían 456.000 euros. En total, los 740.000 requeridos por el Ayuntamiento.

«Es un proyecto muy ambicioso, resultado de que durante mucho tiempo haya habido excavaciones, pero muy poco dinero dedicado a la consolidación del propio yacimiento», explicó Revilla, que califica la necesidad de «urgente», principalmente porque se trata de actuar en el conjunto entero. «Entendemos que lo que prima es mantener lo que ya tenemos al descubierto antes de seguir trabajando en otras líneas», concluyó Revilla.

El Chao Samartín se comenzó a excavar en 1990 y, en los últimos años, apenas ha tenido obras de adecuación. En 2013, se restauró la casa de las columnas, pero no el castro, cuyos muros necesitan consolidarse. Así lo expuso la arqueóloga María García, que guio la visita de Javier Fernández, Genaro Alonso, Vicente Domínguez y Eustaquio Revilla. Los invitados atendieron a sus explicaciones, preguntando dudas y recavando información sobre algunas de las piezas halladas en la zona y, por tanto, expuestas en las vitrinas del museo. Un puñal con hoja de bronce y empuñadura de hierro llamó rápidamente la atención de los políticos, que también se detuvieron ante unas pinzas de depilar y unos pendientes de oro datados entre los siglo I y II. Ya en el castro, se interesaron por la forma de abastecimiento de los romanos que habitaron la zona y alabaron su capacidad de adaptación al medio. «Invito a todos a visitar el yacimiento porque es extraordinariamente interesante», apuntó Fernández.

El Chao Samartín espera ahora a que el Ministerio de Fomento dé luz verde a la solicitud. La respuesta la tendrán en otoño, pues el plazo para presentar propuestas termina el próximo 17 de agosto y el estudio de las mismas llevará unos tres meses. «En caso de que se nos conceda la ayuda, la actuación se desarrollaría entre los años 2018 y 2019», confirmó el alcalde.

Fotos

Vídeos