Las programaciones del Niemeyer y Laboral Centro de Arte, «bajo mínimos»

Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. /Marieta
Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer. / Marieta

La oposición carga contra «un modelo que no funciona» y asegura que «no cumplen el objetivo cultural para el que fueron concebidos»

Azahara Villacorta
AZAHARA VILLACORTAGijón

«Las programaciones del Centro Niemeyer de Avilés y Laboral Centro de Arte de Gijón permanecen bajo mínimos porque aún seguimos pagando su deuda. Estamos ante un modelo que, evidentemente, no funciona». El diputado del PP Pedro de Rueda cargó ayer contra «la mala gestión» de los otrora dos grandes estandartes de la cultura asturiana después de que el Ejecutivo autonómico aprobase en Consejo de Gobierno para su posterior debate en la Junta General el crédito extraordinario por el que destinará 360.000 euros al centro de arte gijonés, tal y como adelantó este diario. De esa partida, 60.000 euros se destinarán a la gestora actual, mientras que otros 300.000 serán para afrontar el pago de parte de su deuda, que se eleva a 1,7 millones.

Con todo, Laboral cuenta este año con 1,6 millones de presupuesto -eso sí, centrados este primer trimestre, en virtud de su política de ahorro, «en aquellas actividades que tienen patrocinador»-, y lo cierto es que las cifras referidas al último ejercicio revelan que el equipamiento de Cabueñes vendió 298 entradas generales el pasado año, generando unos ingresos de taquilla de 596 euros.

Fuentes de la dirección del centro restaban ayer importancia a datos como ese, asegurando que su «descontextualización» únicamente tiene «efectos dañinos» sobre un equipamiento cuya eficiencia «no se mide por quién paga las entradas ni por la gente que entra, mira y sale, sino por los usuarios reales, las personas que hacen uso real de las instalaciones». Y, para contrarrestar el peor dato de visitantes su historia (poco más de 12.000 en 2017), aludieron a sus 400 usuarios semanales, a las 19 residencias de este año o la intensa actividad con centros educativos.

Ajeno a esa defensa, Nicanor García, portavoz de Ciudadanos, criticó ese «agujero presupuestario tan importante derivado del grandonismo con el que Laboral se inauguró», que provoca que, entre otras cosas, «no sea capaz de tener una oferta cultural y de arte atractiva para generar visitantes», por lo que su grupo defiende que «es necesario redimensionar los objetivos del centro» y, de paso, «reducir el déficit».

Una petición compartida con Pedro de Rueda, quien aseguró que «el presupuesto necesario solo para mantener abiertos Laboral y Niemeyer hay que detraerlo de otras partidas y únicamente hay que acudir a las hemerotecas para comprobar que no cumplen el objetivo cultural para el que fueron concebidos».

El Niemeyer expone estos días dos muestras con dibujos de Bacon y fotos de Begoña Zubero mientras que la oferta para el fin de semana incluye la proyección de una película, un taller y un cuentacuentos. En Laboral, entre tanto, se muestran una exposición del Colectivo Offmothers, otra con los resultados de un programa de residencias y una tercera del proyecto LAB<20 para jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos