El Reina Sofía recibe una donación de 58 fotografías del asturiano Gonzalo Juanes

Fotografía de una de las copias de época de la serie 'Gente de Asturias' que ha sido donada. Es de 1958./
Fotografía de una de las copias de época de la serie 'Gente de Asturias' que ha sido donada. Es de 1958.

Laura Terré será la comisaria de la exposición que en junio se abre en Madrid sobre el grupo que revolucionó la fotografía tras la postguerra y que tendrá sala en el museo Adolfo Autric y Charo Tamayo ceden su colección del grupo Afal al museo madrileño

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

El Museo Reina Sofía acaba de recibir la donación de más de 600 fotografías correspondientes a autores del grupo Afal (Agrupación Fotográfica de Almería), del que formó parte el fotógrafo asturiano Gonzalo Juanes (Gijón, 1923-2014). El grueso de esa donación, aún no aprobada por el Patronato del Museo Nacional Centro de Arte, son unas 600 imágenes correspondientes a la colección de Adolfo Autric y Charo Tamayo, abogados madrileños que no solo han querido que el museo multiplique sus fondos sobre el grupo que revolucionó la fotografía española tras la postguerra, sino que antes de donar su colección decidieron adquirir obra para acrecentarla y completarla.

Autric y Tamayo atesoraban instantáneas de Joan Colom, Gabriel Cualladó, Francisco Gómez, Ramón Masats, Oriol Maspons, Xavier Miserachs, Francisco Ontañón, Carlos Pérez Siquier (fundador de la revista Afal junto a José María Artero), Alberto Schommer, Ricard Terré, Leopoldo Pomés y Julio Ubiña, pero les faltaba un nombre fundamental, el de Gonzalo Juanes, cuyas obras fueron adquiridas en Asturias antes de cerrar la donación. Se trata de 20 copias de época de entre 1957 y 1960 de la serie 'Gente de Asturias' más un álbum con 38 positivos en blanco y negro captados y copiados entre 1956 y 1959.

Laura Terré, hija de Ricard Terré, fue la encargada de llevar las negociaciones tanto para la compra de este material como para la donación de la colección Autric-Tamayo. También ella se encargó de cerrar otra donación: la realizada por Gonzalo Juanes Asensio, hijo del fotógrafo, de diez imágenes de otros autores del grupo, no de su padre, al museo madrileño, que se convierte así en referente en todo lo relacionado con este importante grupo que cambió la manera de narrar España fotográficamente a finales de los años cincuenta. La Fundación Alberto Schommer y la familia de Ricardo Terré también han donado algunas instantáneas para ampliar el fondo.

Gonzalo Juanes hijo ha donado diez imágenes de otros autores del grupo Afal

Pese a que aún faltan trámites para dar por recibida la donación, lo cierto es que está ya programada una exposición para el próximo 12 de junio en la que se podrán ver buena parte de las fotografías donadas. 'Grupo Afal. Son realidad, no son temas' es el título de la muestra, que comisaría Laura Terré.

La exposición, ahora mismo en fase de preparación, se verá primero en Madrid, pero luego se pretende que itinere por toda España. Y en esa itinerancia: «Yo creo que Asturias tiene que ser una de las paradas», apunta Laura Terré, que confirma también que el Museo Reina Sofía dispondrá de una sala estable dedicada al grupo Afal que llevará el nombre Autric y Tamayo.

En la cuarta planta del edificio Sabatini se presentará la muestra con obra de 13 autores del grupo fotográfico seleccionada entre un fondo que atesora el museo que ronda el millar de fotografías tras estas últimas donaciones y las realizadas en los últimos años por Carlos Pérez Siquier y otros fotógrafos y herederos de Afal. Serán 200 las que se expongan junto a material documental, proyecciones de imágenes fotográficas, cine y otros elementos audiovisuales. Está también prevista la publicación de un libro ilustrado.

Merece la agrupación fotográfica que miró a la cotidianidad de España de una manera diferente el esfuerzo expositivo, pues con sus conceptos, tensiones y planteamientos estéticos marcó una época de la fotografía española y se convirtió en motor renovador de la misma.

Gonzalo Juanes elevó a categoría magistral sus retratos del día a día y dejó una huella imborrable en el uso del color, del que fue un pionero en España. Desarrolló su carrera entre Madrid y Gijón este mago de la cámara que se apeó de la vida con 91 años después de muchos disparos repletos de luz. «La fotografía no es un arte, es un oficio, es algo sin lo cual la civilización actual no funcionaría», dejó dicho el célebre fotógrafo, que, sin embargo, extrajo arte a raudales de su oficio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos