Seleccionan tres obras con sello asturiano en la feria de Santander

Una de las imágenes que dan forma al proyecto expositivo de Jesús Herrera. /
Una de las imágenes que dan forma al proyecto expositivo de Jesús Herrera.

Los proyectos de Gema Llamazares, ATM y Puxagallery se muestran este fin de semana en el encuentro de Arte Contemporáneo

M. ROJO GIJÓN.

Entre todos los proyectos que aspiraban al éxito, cada uno de ellos presentado por una galería y dedicado a un único artista, la Feria de Arte Contemporáneo de Santander, que este fin de semana se celebra en el Palacio de Congresos y Exposiciones que firma Moneo en el Sardinero, escoge únicamente 42 tras su exigente proceso de selección. Después invitan a las galerías escogidas, y entre ellas hay tres con sello asturiano. Dos de la región y otra que, desde Madrid, se fija en el arte que se hace en estas latitudes.

Así, desde Gijón viaja la galerista Gema Llamazares con la obra de la bilbaína Estefanía Martín Sáenz, que presenta su proyecto 'Aquelarre', comisariado por Semíramis González. Una artista que ya en 2016 se había dejado ver en la galería asturiana con su proyecto 'Tras la máscara', en la que presentaba a mujeres que, ocultando sus ojos y también sus manos, se presentan ante el espectador inquietantes, rodeadas de color y exquisimante dibujadas, rodeadas de detalle.

Repite también, como Gema Llamazares, la galería ATM Contemporary, que en esta edición presenta la obra de Jesús Herrera (Alicante, 1976) en un proyecto que reúne varias de sus últimas propuestas, entre ellas las desarrolladas gracias al apoyo del Ministerio de Cultura, Casa de Velázquez o la beca Alfons Roig. 'Wunderkammer' es una propuesta expositiva que invita a explorar las reivindicaciones estéticas que, a lo largo de su trayectoria, han articulado la producción artística de Herrera: «La vigencia de los lenguajes pictóricos clásicos en el régimen visual de nuestro tiempo, el redescubrimiento de las categorías estéticas del arte occidental -la grazia, lo sublime, lo contemplativo- y la actualización del oficio pictórico sin renunciar a la investigación artística contemporánea».

Puxagallery, por su parte, presentaba las composiciones atemporales y el ingenio temático que Pablo Maojo viene desarrollando desde hace tres décadas en sus obras, esta vez bajo el título 'Espacios para la ilusión'. Entre símbolos, líneas, gestos y palabras que ocupan o desocupan el vacío, su obra actual analiza el espacio y la luz a partir de impulsos innatos ligados a la esencialidad. «Un tributo a esa intuición, un sentido homenaje al misterio de las pequeñas cosas», resumen desde la galería. Tres miradas diferentes, un mismo espacio expositivo.

Fotos

Vídeos