El Surdimientu se reencuentra

Foto de familia de los escritores reunidos ayer en Villaviciosa. / DANIEL MORA
Foto de familia de los escritores reunidos ayer en Villaviciosa. / DANIEL MORA

Villaviciosa reúne en la VI Xunta d'Escritores a un centenar de autores en asturiano

P. A. MARÍN ESTRADA VILLAVICIOSA.

Trece años después de la última Xunta, los autores en llingua asturiana han vuelto a reunirse en Villaviciosa bajo el lema: 'Lliteratura asturiana. Presente'. Un centenar de nombres de las distintas generaciones que conviven en nuestras 'lletres' participan en este encuentro definido por el representante de la Consejería de Cultura y también escritor Chechu García como «una cita abierta para juntar a autores nuevos con los que ya han marcado el camino». El objetivo principal: «Que se conozcan e intercambien pareceres para darle un impulso a la literatura asturiana», afirmaba García, como organizador del evento.

Una foto de familia frente al Teatro Riera y un homenaje al poeta maliayo Xosé Caveda y Nava en su casa natal, visibilizaron ayer el reencuentro generacional. La escritora Berta Piñán, presente en el primer congreso celebrado en Villamayor hace ahora treinta, reflexionaba sobre el significado de unir a autores jóvenes con los ya consolidados. «Antes veíamos la necesidad de organizar una xunta pero no sabíamos bien de qué podíamos hablar en ella, hoy sí: de nosotros mismos y el esfuerzo que hicimos por normalizar una literatura y de lo que están haciendo las nuevas voces». Y es que los autores del llamado Surdimientu «teníamos un peso encima, nos costaba desprendernos de él y los jóvenes no, de eso sí interesa hablar», argumenta.

La presencia de las generaciones emergentes del presente y de las ya asentadas centraron los debates, en los que se trataron igualmente el papel de la traducción, los medios, la literatura infantil o la crítica. El ambiente general era positivo en la apreciación de Xuan Bello: «Veo entusiasmo y es importante porque el ideal mueve el mundo, aunque la realidad sea peor: se hizo un gran esfuerzo, hay excelentes escritores, pero esta lliteratura interesa más fuera que dentro», y ponía el ejemplo de que «en la Universidad de Milán se hace una tesis sobre Milio Cueto, no en la de Oviedo».

Vanessa Gutiérrez, colaboradora como Bello de EL COMERCIO, recordaba su participación en la Xunta de 2004: «Llegábamos los nuevos y vimos un proyecto común que servía para el nuestro propio como escritores; en esta Xunta los más jóvenes también tienen esa oportunidad». Y otra firma de nuestro periódico, Mael González Arias, destacaba que «lo que me presta es encontrar a gente que ni conocía y es bueno el diálogo entre unos y otros ¡Ojalá no haya que esperar otros 13 años!».

Hoy seguirán los debates con una mesa sobre la novela y otra sobre la percepción de la literatura en asturiano desde fuera, en la que ejercerá de moderador el escritor y director de Cultura del Instituto Cervantes, Martín López-Vega.

Fotos

Vídeos