La Tejedora de Sueños triunfa en los Premios Oh!

Foto de familia de todos los premiados en los Oh! de artes escénicas, que se entregaron este viernes en el Teatro Jovellanos./PALOMA UCHA
Foto de familia de todos los premiados en los Oh! de artes escénicas, que se entregaron este viernes en el Teatro Jovellanos. / PALOMA UCHA

Borja Roces se erige en mejor autor y actor, Arantxa Fernandez, mejor actriz y la Fantastique Company se lleva el mejor infantil | ‘Como ceniza blanca sobre una hoguera’ se hace con seis premios, incluidos mejor espectáculo y dirección

M. F. Antuña
M. F. ANTUÑAGijón

La compañía la Tejedora de Sueños se convirtió anoche en la gran triunfadora de los Premios Oh! de las artes escénicas, entregados por primera vez de forma conjunta por las unificadas asociaciones Acpta y Foroescena en una gala celebrada en el Teatro Jovellanos con la danza como protagonista. Partía como favorito el montaje ganador del Premio Jovellanos ‘Como ceniza blanca sobre una hoguera’ y el jurado acabó por confirmar lo que parecían avanzar las nominaciones. Se hizo con seis premios esta obra sobre un texto de Néstor Villazón que lleva al espectador a las postrimerías del siglo XV y sitúa la acción en Zaragoza, bajo la corona de los Reyes Católicos y en plena efervescencia de la Santa Inquisición.

Entre esos seis galardones, dos de los más importantes, el de mejor espectáculo y mejor dirección, para Gemma de Luis, que se encargó de de guiar las interpretaciones de Manu Lobo, Mayra Fernández, Jorge Moreno, Félix Corcuera, Nacho Ortega y Verónica Gutiérrez. Sumó además otro premio gordo, el de mejor producción, y los de diseño de iluminación, indumentaria o caracterización y escenografía o espacio escénico.

Hubo otro gran triunfador: Borja Roces. El polifacético artista –actor, dramaturgo y director– se llevó dos premios por una propuesta tan personal como ‘Mi defecto o arrancaré flores al desierto’, que bajo la firma de El Encuentro Teatro se llevó el premio a la mejor autoría y el de mejor intérprete masculino. La interpretación femenina fue para una actriz fundamental en la escena asturiana como es Arantxa Fernández, por su trabajo en ‘X tu culpa’, de Escena Apache.

El galardón al mejor espectáculo para la infancia fue a parar a manos de la Fantastique Company por ‘El viaje de Dorothy’, mientras que el premio a la mejor composición original o espacio sonoro fue para el ‘Jardín secreto’ de Zig Zag Danza, firmado por Miguel Pérez Iñesta y Emmanuelle Bernard. Hubo un Premio Oh! para el que no hubo ni nervios ni sorpresas. Se trata del de honor, que recayó en la compañía Margen, veterana de la escena asturiana. José Lobato lo recogió emocionado, con lágrimas en los ojos, y en medio de los aplausos de un teatro abarrotado y puesto en pie. «Hace 40 años una gente aquí en Asturias tuvo la osadía y desfachatez de crear una compañía profesional. Desde entonces ha llovido mucho, ha habido momentos maravillosos y momentos tristes. Pero el teatro es muy poderoso y aquí sigo», agradeció Lobato.

Dirigida por Estrella García y con Miguel Quiroga como maestro de ceremonias, la gala se sirvió del lenguaje de la danza para ir repartiendo alegrías y agradecimientos. Andrea Lebeña, Rebeca Martín, Pablo Dávila, Sonia Blanco, Manuel Badas, la propia Estrella García e integrantes de Kaos Taller de Danza compusieron una ceremonia que se movió al ritmo marcado por la música creada e interpretada en directo para la ocasión por Juanjo Ochoa, ganador del Oh! del pasado año.

Con esa banda sonora, se escenificó la unión de Foroescena y Acpta, y con ella, el nacimiento de Escenasturias. Fueron Sergio Gayol y Jorge Moreno quienes tomaron la palabra para sellar ese feliz matrimonio. «Tenemos que definir qué sector de artes escénicas queremos», clamó Gayol, que incluyó en esa llamada a políticos, programadores y empresas. Por su parte, Jorge Moreno, recordó que «hoy es un día para la esperanza, un día histórico, tenemos que estar a la altura de las circunstancias» y en largo discurso autocrítico dijo que la profesión había tocado fondo y que había que «aprender a nadar». «Hemos estado divididos durante demasiado tiempo. ‘¡Vamos a por ello!», concluyó Gayol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos