Teresa Sanjurjo refuerza su papel en la Fundación al incorporarse al patronato

Reunión del Patronato de la Fundación Princesa de Asturias en el Hotel de la Reconquista de Oviedo. /  YERAY MENÉNDEZ
Reunión del Patronato de la Fundación Princesa de Asturias en el Hotel de la Reconquista de Oviedo. / YERAY MENÉNDEZ

La actual directora se une al órgano de gobierno a título personal, como el presidente ejecutivo de Abengoa y consejero de Vocento Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz

M. F. A. OVIEDO.

Teresa Sanjurjo refuerza su papel en la Fundación Princesa de Asturias, a la que llegó en 2009 para sustituir en el cargo de director a Graciano García, y se incorpora a título personal al patronato de la entidad. Así se acordó ayer en la reunión celebrada en Oviedo. Sanjurjo asumió su responsabilidad un año después de que Rodríguez Inciarte ocupara la presidencia. Y el propio Inciarte calificaba ayer de acierto haber dado con la persona correcta para guiar los designios de la entidad. «Yo cogí la transición en la dirección de la Fundación y creo que de las cosas que he hecho he acertado plenamente en la designación de Teresa Sanjurjo, que ha hecho una extraordinaria labor», apuntó Matías Rodríguez Inciarte, que se felicitó por su incorporación al órgano de gobierno. No es la única que obtiene plaza en el patronato. Con ella, Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz, presidente ejecutivo de Abengoa y consejero de Vocento. Ambos se unen a título personal.

Se aprobó también un cambio en la persona que da voz a Arcelor Mittal España, ahora representada por José Manuel Arias García. El patronato acordó igualmente la incorporación de la Fundación Mahou San Miguel, representada por su presidente Alfredo Mahou, al Patronato Princesa de Asturias, órgano de carácter honorífico; así como las de Flor Álvarez Lloriana y Alfredo Suárez Álvarez, en calidad de miembros protectores.

La reunión de ayer sirvió para la despedida de un Rodríguez Inciarte que se va satisfecho de lo hecho, después de vivir momentos «de emoción muy particulares» -entre los que destacó la presencia en Oviedo de los líderes de la Unión Europea el pasado año y sus discursos en un momento político complicado en España- y de ver cómo se acrecentaba «el impacto nacional e internacional de los Premios».

La despedida de Inciarte dio paso a la bienvenida a un viejo conocido de ese patronato, en el que lleva años trabajando, Luis Fernández-Vega Sanz, que conoce a fondo el funcionamiento de la institución. No parece que le vaya resultar difícil empezar a trabajar con un equipo que ya comienza a apretar el acelerador. A finales de abril comenzarán las reuniones de los jurados, que se prolongarán a lo largo de los meses de mayo y junio. Un total de 303 candidaturas procedentes de 62 países han sido propuestas a los Premios Princesa de Asturias de este año, que cumplen su trigésima octava edición.

Entre los remitentes de las candidaturas se encuentran prestigiosas universidades, instituciones académicas y culturales, centros de investigación internacionales, embajadores de España, representantes del cuerpo diplomático acreditado en España y galardonados en anteriores ediciones.

Alrededor de 150 personalidades, expertas en cada una de las materias, integrarán los ocho jurados se encargarán de elegir a los integrantes del palmarés de la edición 2018. El acto de entrega, como es habitual, se celebrará, bajo la presidencia de los Reyes, en el Teatro Campoamor de Oviedo en el mes de octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos