Aquel 1999, aquel programa con tres mujeres

Allá por el año 1999 servidora estaba metida de lleno en un frenesí catódico. Es lo que tiene la juventud, que te impulsa a lanzarte a cuantas oportunidades se te ponen por delante. Veinteañera, la osadía de la juventud me convertía en una marisabidilla que, a día de hoy, está superada. O eso creo...

Volvamos 'Saber y Ganar'. No era época ni de móviles ni de emails. Cartas manuscritas, sí, de esas que necesitas sobre y sello y un buzón que se trague la carta. Y allá que se fue la misiva. Hasta San Cugat del Vallés, en Barcelona.

Yo seguí con mi vida de post estudiante, recién licenciada, y entrando y saliendo a placer. Una llamada, unas palpitaciones y una prueba selectiva por teléfono. Ya te volveremos a llamar si resultas elegida.

Y oh! llamaron. Mis conocimientos sobre la polilla asiática me sirvieron, eso y haberme machacado con las capitales de todos los países del mundo. Y eso que por entonces Kirguizistán dormía en los brazos de la URSS...

Vuelo, caramelinos, taxi a tu dispoción y hotel. Instalaciones de RTVE en San Cugat. Un catering de desmayo, lleno de donuts, bebidas, pinchos, delicatessen variadas que todos sabíamos estretegia para dejarte tumbado.

Maquillaje y hala, para el set. Fue el primer programa en donde tres mujeres, tres, coincidimos juntas como concursantes. Sí, muy majas y tal, pero una, que como decía era joven, también fue tonta. Las preguntas cruzadas que me rebotaban me dieron por todos lados y a punto estuve de salir corriendo, espantada. Eso sí, di gracias, a posteriori, que aún no existiera 'La Calculadora', porque el ridículo hubiera ilustrado los manuales de los más tontunos.

Eso sí, unos dinerillos saqué. Y la amiga hacienda todavía no te metía mano!!!!