El Comercio

Aquel 1999, aquel programa con tres mujeres

Allá por el año 1999 servidora estaba metida de lleno en un frenesí catódico. Es lo que tiene la juventud, que te impulsa a lanzarte a cuantas oportunidades se te ponen por delante. Veinteañera, la osadía de la juventud me convertía en una marisabidilla que, a día de hoy, está superada. O eso creo...

Volvamos 'Saber y Ganar'. No era época ni de móviles ni de emails. Cartas manuscritas, sí, de esas que necesitas sobre y sello y un buzón que se trague la carta. Y allá que se fue la misiva. Hasta San Cugat del Vallés, en Barcelona.

Yo seguí con mi vida de post estudiante, recién licenciada, y entrando y saliendo a placer. Una llamada, unas palpitaciones y una prueba selectiva por teléfono. Ya te volveremos a llamar si resultas elegida.

Y oh! llamaron. Mis conocimientos sobre la polilla asiática me sirvieron, eso y haberme machacado con las capitales de todos los países del mundo. Y eso que por entonces Kirguizistán dormía en los brazos de la URSS...

Vuelo, caramelinos, taxi a tu dispoción y hotel. Instalaciones de RTVE en San Cugat. Un catering de desmayo, lleno de donuts, bebidas, pinchos, delicatessen variadas que todos sabíamos estretegia para dejarte tumbado.

Maquillaje y hala, para el set. Fue el primer programa en donde tres mujeres, tres, coincidimos juntas como concursantes. Sí, muy majas y tal, pero una, que como decía era joven, también fue tonta. Las preguntas cruzadas que me rebotaban me dieron por todos lados y a punto estuve de salir corriendo, espantada. Eso sí, di gracias, a posteriori, que aún no existiera 'La Calculadora', porque el ridículo hubiera ilustrado los manuales de los más tontunos.

Eso sí, unos dinerillos saqué. Y la amiga hacienda todavía no te metía mano!!!!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate