«Aprendí otro idioma para seguir investigando»

Arantza Margolles, colaboradora de EL COMERCIO, estrena el programa ‘Historias y misterios’ en la TPA. |«En mi tiempo libre sigo buceando en la Historia. Más que una ocupación, es una afición»

CARLA COALLA

Su afición por el pasado no solo la llevó a ser historiadora, sino que también la ha convertido en un referente en Asturias. Arantza Margolles (Gijón, 1982) se embarca ahora en un nuevo viaje,‘Historias y misterios’, surgido a raíz de su trabajo en EL COMERCIO.

¿Cómo afronta el salto del periódico a la televisión?

–(Risas) Lo bueno fue que como no me dejaron mucho tiempo para pensarlo, me hice rápido a la idea. En televisión puedes grabar varias veces, dado que no es en directo, pero de lo que me he dado cuenta es de lo difícil que resulta sintetizar la información. Hay cosas que para un historiador son muy obvias, pero que no son tan sencillas de explicar. Uno de los crímenes de los que vamos a hablar en el programa es el de los llamados ‘mártires de Turón’ de 1934, en el Colegio de Turón, pues este lugar, además, fue centro de represión durante la posguerra. En este tipo de historias sí tuve alguna dificultad por la falta de tiempo y la necesidad de información del contexto. Si fuera en el periódico, sí las habría contado.

Con todos los crímenes de los que ya ha hablado en el decano, ¿cómo ha seleccionado aquellos dieciocho que a partir del miércoles a las 22.15 horas podremos disfrutar en la TPA?

– Fue díficil, sobre todo porque queríamos cubrir toda Asturias. Cuando nos pusimos a seleccionar nos dejamos guiar mucho por aquellas historias que nos parecían más interesantes, siempre contando con una representación de cada una de las zonas del Principado. Me gustaría que el programa tuviera continuidad porque en cada sitio que hemos visitado han surgido dos o tres temas más que nos contaba la gente.

Más información

Como buena apasionada de la historia, sus propios ancestros le han despertado siempre gran curiosidad y hace años que decidió embarcarse en la investigación de los mismos. ¿Hasta dónde la han llevado?

–Es una afición que tengo desde pequeña. Fui la primera niña de mi generación en la familia y tardé mucho tiempo en tener coetáneos. El caso es que siempre quise ver fotos, interesarme por mis antepasados. Creo que todo está relacionado, es decir, si no hubieran nacido en mí esas ganas de saber de dónde procedíamos no me habría interesado tanto la Historia y viceversa. El tema fue que la carrera de historiadora me dio los mecanismos para seguir investigando. Yo lo tenía muy difícil porque mi bisabuelo era de República Checa, por lo que para continuar mi búsqueda tuve que aprender otro idioma. Fue muy difícil pero eso me aportó más.

¿Cuáles son las labores que desempeña como historiadora, aparte de recoger crímenes antiguos en EL COMERCIO y ahora también en la TPA?

–Me interesa mucho, y estoy muy implicada, en el tema de la memoria histórica. Me interesa todo, pero sobre todo mi camino se ha ido relacionando con la Historia contemporánea. El asunto de la memoria, además, tiene mucho que ver con la genealogía, que no solo implica completar tu árbol genealógico, sino también cómo vivieron tus antepasados, qué sintieron. Eso es, principalmente, lo que me ha llevado a la memoria histórica, en la que también participo e investigo, ayudando a la gente a descubrir qué fue de familiares de los que nunca volvieron a saber nada. Eso sí, si me llega algo del siglo XIX para trabajar tampoco diría que no (Risas). Esto es más una obsesión que una ocupación.

¿Y en su tiempo libre qué es lo que le gusta hacer?

– En mi tiempo libre hago más Historia todavía (Risas). Es una afición, me gusta descubrir, viajar. Otro de los proyectos que tengo, y que está bastante relacionado con el programa ‘Historias y misterios’, es el turismo histórico. Viajar con el objetivo de recuperar la Historia, sobre todo la más reciente. Es lo que hago todos los veranos, en la medida de mis posibilidades, y es justo lo que estuvimos haciendo estos meses para grabar los programas, aunque solo en la provincia de Asturias. También me gusta mucho leer y ver cine, va un poco relacionado, porque todo se resume en contar cuentos, aunque en este caso sean de verdad y no ficcionados.

Fotos

Vídeos