'Casados a primera vista' vive el primer divorcio de la temporada

'Casados a primera vista' vive su primer divorcio de la temporada

«He preferido tirar la toalla antes que tirarme por un puente» confesó Álvaro ante cámaras

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Álvaro y Tamara, una de las cinco parejas de 'Casados a primera vista', ha protagonizado el primer divorcio de esta cuarta temporada. El último matrimonio en casarse de esta cuarta edición también ha terminado siendo el primero en separarse en tan solo 48 horas.

El joven que no ha conseguido disimular la poca química que sentía por Tamara desde que se encontraron en el altar, ha provocado que la convivencia entre ambos se hiciera insoportable: "Creo que entre nosotros no hay absolutamente nada. Contra lo que siente mi corazón mi cabeza no puede luchar. No te quiero engañar y decirte que lo voy a intentar porque no lo voy a hacer" le confesaba Álvaro mientras cenaban.

Tamara, que había ido a la peluquería y llegaba al restaurante con un vestido espectacular, tampoco pudo callarse y terminó recriminándole a Álvaro los besos que le dio el día de la boda: "No me parece muy lógico por el comportamiento que tuviste el día de la boda. A mí me has descolocado un montón. Yo quería intentarlo para ver si llegábamos a algo” le achacó la joven.

Finalmente, ambos han vuelto separados a Madrid tras la fugaz luna de miel que vivieron en Praga. Tamara, que era recogida por la psicóloga del programa en el aeropuerto, reconocía entre llantos que se había sentido “como un maldito trapo”. Sin embargo, Álvaro querido seguir sin intentarlo: "He preferido tirar la toalla antes que tirarme por un puente. Tamara me produce desgana y la convivencia se me estaba haciendo insoportable"

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos