La tremenda confesión de Laura Pausini en 'Chester'

Laura Pausini, en el plató de «Chester»./CUATRO
Laura Pausini, en el plató de «Chester». / CUATRO

La cantante italiana comparte emocionantes momentos con Risto Mejide

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La cantante Laura Pausini acude este domingo al programa de Cuatro 'Chester', conducido por Risto Mejide, para contar detalles sobre su vida, sobre todo uno de los más complicados que ha atravesado. La italiana tuvo difícil el momento de ser madre y llegó a sentir miedo cuando comenzó a plantearse la adopción.

«Cuando por mucho tiempo buscas un hijo y no viene, llega el momento en el que pensé 'no voy a ser madre'. Darme cuenta de eso fue un choque grande porque yo nunca he soñado con tener una carrera o ser famosa, no me interesaba nada. Yo quería tener un hijo y ser arquitecta. Había días que pensaba '¿por qué me has dado lo de la fama que no me interesa? Yo quería otra cosa. Te has equivocado de persona'», confesó Laura Pausini.

Como opción a los problemas que atravesó la cantante para quedarse embarazada, comenzó a pensar en la adopción. «Puede que fuese el pensamiento más difícil que he tenido en toda mi vida. Tuve miedo. ¿Seré capaz de educar a alguien que no es mi hijo? Me sentí muy mal por pensar eso», dijo. Sin embargo, cuando empezó a plantearse seriamente adoptar, se quedó embarazada: «Cuando nació mi hija fue increíble. Ver esa cara pequeña y preciosa».

«¿Te has reconciliado con cosas que te hacían tus padres ahora que eres madre?», le pregunta Risto. «Todo, coño. Quiero que mi hija diga de mi que soy una buena persona porque lo que ellos me ensañaron es eso», dijo emocionada. «Pero no lloro de tristeza, lloro de felicidad», aclaró. De sus padres destaca que cada uno tuvo un rol muy distinto al del otro. «A mi me educó mi madre, mientras que con mi padre todo eran cuentos», continuó. Sin embargo, lo que le costó mencionar fue decir que se trata también de su peor crítico.

Gracias a su padre es hoy quien es. Él estaba convencido de que ella tenía un timbre especial y fue él quien le convenció para cantar. «Fue mi padre quien mandó una cinta mía cantando y por esa cinta me seleccionaron para un concurso. Pero cuando vi el sobre dije que no quería ser juzgada. Mi madre estaba muy feliz de que yo dijera que no porque siempre había soñado con que fuera farmaceutica. Pero mi padre se puso muy pesado con mi madre y fue ella quien me convenció para que fuera. Me dijo que fuera y cantara una canción, que solo serían cinco minutos. Así que fue y canté la versión de Liza Minnelli de «New York, New York». Actué la última y fui la única que levantó al público y allí había un manager muy importante», contó.

Cuando le ofreció grabar un single, contestó que no hasta que lo escuchó. «Me fascinó que esa canción hablase Marco, yo justo estaba saliendo con un chico que se llamaba así, y que supiera que yo cogía un tren a las 7.30», contó. Pero quien escribió la canción no conocía de nada a Laura y no tenía ni idea de todo lo que ella asumió que era biográfico. «Mi suerte fue que este señor me trajo justo esa canción», aseguró. Con esa canción, tras enviarla a Warner Italia, consiguió actuar en el Festival de San Remo. «Aún recuerdo cuando mi padre me llamó superemocionado. Era su sueño, no el mío», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos