Indignación por los comentarios más groseros escuchados en 'First Dates'

Unos de los momentos de la cita en 'First Dates'./CUATRO
Unos de los momentos de la cita en 'First Dates'. / CUATRO

Uno de los concursantes del programa de Cuatro indigna por la manera en la que se dirigió a su cita durante toda la cena

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

David cuenta con muchas posibilidades de convertirse en el concursante más irrespetuoso de 'First Dates'. El programa de Cuatro conducido por Carlos Sobera contó este martes con este madrileño de 44 años que, lejos de agradar a Charo, su cita, se dedicó a lanzarle comentarios bastante desafortunados, rayando incluso en la grosería.

El comensal, no solo afirmó a su compañera en la cena que aparentaba más edad que la que en realidad tenía, sino que además presumió de haber estado con mujeres de todas las razas desde el primer momento.

La conversación entre David y Charo derivó en intercambios sobre gustos alimenticios, en concreto frutales, y fue en ese momento cuando vino el comentario más desagradable por parte del concursante: «Si tenemos los melones y tenemos el plátano, pues vamos a hacer una macedonia. ¿A qué estamos esperando? A conocernos mejor, no caernos bien y perdernos la oportunidad de disfrutar el momento. Es que es absurdo».

Pero las meteduras de pata del madrileño no quedaron ahí y continuó incomodando a su cita con calificativos sobre su aspecto: «Te has puesto muy sexy. Yo no soy de mirar, pero bueno. He echado una miradita y he pensado 'mira qué bien colocado lo lleva'» espetó ante la incredulidad de Charo.

Ella, ante tales declaraciones, le preguntó qué buscaba en una mujer, a lo que David le respondió con una frase con la que pretendía ser gracioso: «Pues tiene que tener dos brazos, dos piernas, dos ojos en la cara, una boca que sepa usarla, dos nalgas, dos de la huerta, me refería al melón...».

La decisión de Charo no fue una sorpresa excepto para el concursante. Ella le espetó un rotundo «no» a una segunda cita. «Eres un encanto pero Madrid y Murcia están muy lejos y yo quiero un caballero... y me ha faltado la chispa», le dijo educadamente. Él respondió lo mismo pero con una afirmación tan poco acertada como las anteriores: «No tendría una segunda cita con nadie de fuera de Madrid», a no ser que «tuviera helicóptero».

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos