Michelle Calvó: «Estoy desencantada con la política»

Michelle Calvó: «Estoy desencantada con la política»

La actriz interpreta a la jefa de prensa del presidente del Gobierno en 'Secretos de Estado', el nuevo 'thriller político' de Telecinco. «Este personaje existe en la vida real», dice

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Los políticos de hoy en día viven rodeados de asesores que les aconsejan cómo tienen que comportarse todo el tiempo en público, por eso rara vez les vemos desenvolverse con naturalidad. El nuevo 'thriller' político que está terminando de rodar Telecinco, 'Secretos de Estado', se imagina esa intimidad, la del presidente (interpretado por Emmanuel Esparza) y la primera dama (Myriam Gallego) en La Moncloa. La cadena ha recreado la residencia del mandatario español en un chalet de La Moraleja (Madrid) para imaginar, a su manera y sin dar nombres reales de personas ni partidos, los tejemanejes que nunca se muestran en público. Entre el elenco, Jesús Castro, que interpreta al jefe de seguridad, y Michelle Calvó (Madrid, 1991), la jefa de prensa. La actriz, criada en Tenerife, llega a la entrevista con un marcado acento canario pero, como si fuera su personaje, lo cambia inmediatamente para atendernos.

- ¿Por qué cambia su acento?

- No lo sé, me sale cuando hablo con canarios o amigos. Lo cambié cuando vine a trabajar a Madrid y ahora hablo castellano neutro en mi vida diaria. Debe de ser que cambio el 'chip' también para las entrevistas. Tengo una lucha intensa con esto, pero me debo al personaje.

- La jefa de prensa y amante del presidente del Gobierno...

- Sí, un escándalo. Ella es maravillosa, me gusta mucho compararla con una pantera. Es una mujer fuerte, muy profesional, lo vuelca todo en su trabajo y se llega a olvidar de su vida personal. No tiene amistades de verdad. Hay un punto interesante en su interior, siempre tiene una defensa preparada por si dudan de ella.

- ¿Qué significa este personaje para usted?

- Ha sido un regalo. Me encanta poder dar vida a un personaje que existe en la vida real. Yo no sobrepasaría los límites que ella se salta, pero se desarrolla en la realidad que viven muchas mujeres. He aprendido de su seguridad y de su fuerza, cómo puede con todo.

- A pesar de esa fuerza, ¿no termina siendo una víctima?

- Yo he luchado fuerte contra esto, y no va a ser así. Veía que los guiones iban desarrollando este papel de víctima, pero es que ella no da puntada sin hilo. Si se enamoró del presidente, sabía lo que estaba haciendo perfectamente. Hay secuencias en las que el espectador va a pensar que mi personaje es una víbora y otras en las que les parecerá maravillosa.

- ¿Qué concepto tiene de la prensa?

- Ahora la admiro muchísimo más. Creo que estamos en el mismo barco. Me hago muchas preguntas después de ser jefa de prensa en esta serie y manipular mucha información. Debe de ser muy difícil para un periodista dar con la verdad, os marean mucho.

- ¿Y a los políticos?

- No, es distinto. Obviamente, no quiero meter a todo el mundo en el mismo saco. Estoy muy desencantada, como la gran mayoría de la población mundial. La base de la política debería estar en la verdad y el respeto, y creo que eso se ha perdido. Hay políticos que llegan y sueltan un discurso distinto, que llama la atención, pero enseguida vuelven a decepcionar. Tenemos mucho que hacer como pueblo, creo que la gente de mi edad tiene que tomar conciencia.

- Entonces, ¿por qué apostar por una serie política ahora?

- Buena pregunta. Ahora es cuando más se necesita. Esta serie te lleva a hacerte muchas preguntas: ¿esto sucede de verdad? Desde esas dudas podemos llegar a muchas respuestas y estas traer grandes cambios.

Jessica Chastain, inspiradora

- ¿Se ha inspirado en alguien en concreto?

- Ya hay personas que han dicho que en la secretaria de Donald Trump, pero, lo siento, tengo que desmentirlo. Cuando ese caso pasó ya habíamos empezado a grabar. He observado a bastantes de tus compañeras para ver el aplomo, la seguridad y su forma de comunicar. En cuanto a energía y expresión corporal, me he inspirado en el personaje de Jessica Chastain en 'El caso Sloane'.

- Este edificio parece La Moncloa, ¿impresiona?

- Me pasa aquí dentro que me creo que es La Moncloa, me chupa la energía estar tantas horas. Pero es una serie que tiene también muchos exteriores, y grabar fuera de plató da mucha vida.

- También está en 'Los Nuestros 2'.

- Es una historia muy delicada. A Elena, la chica que interpreto, la capta una célula yihadista porque le ofrece algo que no tiene, el calor de un hogar. Son temas que no hay que olvidar; no hay que mirar para otro lado, hay que dejar de pensar que Instagram es la realidad. Es interesante que Telecinco tenga el valor de contar esta historia.

- Se la ve muy combativa...

- Gracias al trabajo de nuestras madres y abuelas, se nos ha allanado el camino a nosotras. Queda mucho trabajo por hacer, pero me considero afortunada. El otro día comprando unas barras para colocar una cortina me dijo el dependiente que me buscara un novio para que me las pusiera... Por supuesto, no me reí del chiste, le dejé cortado. Posiblemente no volverá a contarlo más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos