El Instituto de la Mujer carga contra 'Gran Hermano Revolution' por utilizar el presunto abuso sexual para «incrementar la audiencia»

El Instituto de la Mujer carga contra 'Gran Hermano Revolution' por utilizar el presunto abuso sexual para «incrementar la audiencia»

El organismo ha calificado de «caldo de cultivo de violencia hacia las mujeres» a los programas de telerrealidad como el de Telecinco

AGENCIAS / ELCOMERCIO.ES

El Instituto de la Mujer ha cargado contra 'Gran Hermano Revolution' tras la polémica denuncia por un supuesto abuso sexual cometido dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. El organismo ha emitido un comunicacido en el que condena "la permanente cosificación, el trato vejatorio y el menosprecio a algunas participantes" en programas de telerrealidad y alerta sobre el efecto negativo en la audiencia, especialmente la joven, de actitudes sexistas y comentarios denigrantes hacia las mujeres.

Cabe recordar que el caso fue puesto en manos de la Guardia Civil, que posteriormente anunció que no iba a investigarlo. La supuesta víctima del abuso, Carlota, ya ha regresado a la casa de Guadalix de la Sierra tras unos días fuera. Y estas fueron sus palabras sobre el tema: «Muy a mi pesar tengo que confirmar que estoy de acuerdo con la decisión de la organización de expulsar a José María. Es cierto que se dio un hecho grave y desagradable contra mi persona estando inconsciente». Respecto a las medidas legales, Carlota anunció que «por el momento» no va a denunciar a su pareja.

Tras condenar "tajantemente cualquier forma de agresión sexual hacia las mujeres", el Instituto de la Mujer recuerda que las relaciones sexuales solo son plenamente consentidas si hay una aceptación explícita por ambas partes y libre de cualquier forma de coacción.

Califica de "inadmisible" que la discriminación de las mujeres pueda "admitirse o alentarse en aras de incrementar los índices de audiencia" y ha asegurado que constituye un "caldo de cultivo para la perpetuación de la discriminación y la violencia de género".

En contexto

Por ello, pide a las productoras y televisiones que reflexionen "sobre la gran responsabilidad que implica normalizar, frivolizar o tolerar actitudes que suponen un atentado contra la dignidad o la integridad de las mujeres".

Además, recuerda que estos comportamientos han sido repetidamente denunciados por la ciudadanía en el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, que se ha dirigido en más de una ocasión a las cadenas responsables de su emisión reclamando mayor control

Fotos

Vídeos