Leguina en 'Chester': «Hay que educar a las mujeres para que no se dejen pegar»

Joaquín Leguina, en el plató de 'Chester'.
Joaquín Leguina, en el plató de 'Chester'. / Mediaset

El expresidente de la Comunidad de Madrid polemizó en Cuatro con sus opiniones «políticamente incorrectas» acerca del feminismo

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El que fuera primer presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, es un político de los de toda la vida. Licenciado en Económicas y doctor en Demografía, se crió con su padre y su madrastra al morir su madre cuando solo tenía seis años. «He vivido como un huérfano durante toda mi niñez. Escuchar permanentemente ‘pobre niño se le ha muerto su madre’ te coloca en una situación de desamparo», explicó este domingo durante una entrevista en el programa 'Chester', que presenta Risto Mejide en Cuatro.

Encontró su primer gran amor en la universidad y tuvo un hijo. Luego tuvo otro con otra mujer, aunque no llegó a casarse con ella. «La vida es muy aleatoria y puede aparecer un chispazo en un momento dado que te arrastra, el amor fou, loco, ese que te arrastra aunque no te lleve a buen puerto, y te lanzas en contra muchas veces de la razón, del sentido común, del saber estar. Y enloqueces».

El momento más polémico de la entrevista llegó por sus opiniones «políticamente incorrectas» acerca del feminismo. La paridad, la brecha salarial o el feminismo radical son algunas de ellas. Sus críticas al feminismo radical, al que considera responsable de hacer creer que cualquier hombre por el mero hecho de serlo puede ser un «potencial maltratador», le han acarreado fuertes acusaciones de machismo, que él niega.

Junto a Risto habló también de uno de sus tuit que provocó más polémica cuando dijo que «Hay viejos que creen rejuvenecer al casarse con jovencitas. Otros, más humildes, van a manifestaciones republicanas. Sale más barato». En el plató de 'Chester' se reencontró con Beatriz Talegón, con la que ya tuvo un agrio enfrentamiento a raíz de esta opinión. «No quito importancia, pero quiero saber por qué no se dice que de esos asesinatos más del 40% son de hombres que no son españoles; que de cada 4 suicidas, tres son varones... Para evitar eso tendremos que saber que si en Suecia hay más asesinato de este tipo no es el desarrollo lo que lo evita. Hay que atacar por otro lado, la educación por ejemplo. Pero no solo la de ellos, también la de ellas para que no se dejen pegar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos