Maite Capín, la única asturiana en 'Juego de tronos'

Capín se mira en un espejo, ataviada con el abrigo de Daenerys Targaryen que ha confeccionado.
Capín se mira en un espejo, ataviada con el abrigo de Daenerys Targaryen que ha confeccionado. / Pablo Lorenzana

En el rodaje de la última temporada, en Cáceres, se divirtió empleando el asturiano y pasó dos días intensos bajo la lluvia

DANIEL LUMBRERAS

A veces, en la vida, hay casualidades y golpes de suerte. Nadie podía decirle a Maite Capín, costurera del barrio riosellano del Cobayu y ahora afincada en Ventanielles, que iba un día a convertirse en la única asturiana que figuraría en una de las series de la década, 'Juego de Tronos'. Ella acudió a un 'casting' y le dijeron que «con las pintas que tengo, soy muy celtíbera. Fui con mi melena al viento, pantalón corto y una camiseta, sin maquillar y me cogieron», revela.

Así visitó el rodaje de la quinta temporada e hizo figurante en la sexta, como ya relató a este diario. Esta última, la séptima, ha ascendido y tiene ya su frase, que se grabó y luego se colocó en la versión en español de la serie de HBO. En el tercer capítulo, cuando llega triunfante Euron Greyjoy (Pilou Asbæk) a Desembarco del Rey tras capturar a varias enemigas de la reina Cersei, varios campesinos salen a aclamarlo. La cámara se dirige hacia Capín, que corre con ilusión hacia el victorioso y grita: «¡Larga vida a Euron!».

En el rodaje, en Cáceres, Capín llevaba siempre «Asturias en la boca», contagiando incluso los dejes del Principado a los personajes. La malvada The Waif (Faye Marsay), que atormenta a Arya, le preguntó cómo se llamaba un instrumento en español, y ella le respondió: «Cuchillu pa matá». Las peluqueras le daban «el númeru». Aunque el momento cumbre para la costurera fue cuando rodó «mano a mano» con Yara y las Serpientes de Arena. Para denigrarlas en el episodio, los figurantes les tiraban verduras «de verdad». Y también les faltaban, y ella, como no podía ser de otra manera, se puso a insultarlas en asturiano: «¡Fata! ¡Babaya! ¡Te falta una patatina pal kilo!. No me entendía ni Dios», recuerda entre carcajadas. Aunque algún cacereño la recordaba por su aparición en el anuncio de la Lotería de la señora Carmina.

Fueron dos días intensos de trabajo, de levantarse a las cinco de la mañana y terminar a las cinco de la tarde. «Nos tapaban y daban mantas, a la figuración la tratan como a primeros actores», asevera. Y comían tanto que ni cenaban, en una iglesia desacralizada. También coincidió con Sam Tarly, ‘el gordu’, y había «unos descojones que tenían que parar las escenas, mucha cercanía».

«Rodamos bajo la lluvia, pero no importa cuando haces algo que te gusta. Compensa porque te abre muchas puertas de trabajo», asegura. Ahora trabaja con grandes casas de Asturias, como Lelma Producciones, Beas films o Desenfocando Producciones. «Fuera, con directores de ‘CSI’,‘Shameless’ o ‘Breaking bad’. Estoy muy contenta, la gente confía mucho en mí», afirma». Es de reseñar para alguien que empezó hace cuatro años «siendo una espalda en el documental de Danny Daniel» y ahora se dedica al vestuario.

A la vuelta, se ha fabricado su propio recuerdo de la trama, que luce con orgullo: un abrigo como el de Daenerys Targaryen, con el patrocinio de Telas Pedro, que le dio el pelo sintético. Todo a ojo, sin patrones, gracias al arte que le enseñó Ana Blanco en Ribadesella hace 32 años, cuando ella tenía 18. «Lo hice a ratos, tardé un mes», explica.

Capín no para: «Voy a convertir el taller en uno de cine y series». Tiene ya algunos trajes, que no puede desvelar, para el proyecto Cinema Life de Metrópoli, en Gijón . También participa en el corto de Marino Franco ‘Mamá’ y como sastra en la película del moscón Julio de la Fuente ‘El último invierno’, que se estrena el 8 de marzo. Aunque lo que más ilusión le hace es que la vuelvan a llamar para rodar la última temporada de 'Juego de Tronos', que se estrenará en abril de 2019: «Estoy rezando en todos los idiomas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos